alta autonomos

Queridos Superyuppies,
hoy os vamos a diseccionar el fatigoso proceso de darse de alta como trabajador autónomo porque si bien es cierto que no se trata de algo sencillo, también tenemos que deciros que no es imposible!
Por ello, lo que hoy pretendemos es, a parte de proporcionaros toda la info para que podáis haceros autónomos vosotros solitos, desgranaros también un poco la normativa y los pasos fiscales que giran entorno al ”Trabajador Autónomo” para que os familiaricéis con todos estos conceptos y no os suene a chino.
Y sobretodo, sobretodo para que sepáis que es lo que hay que hacer!
Empezaremos pues con la definición del concepto:

Trabajador Autónomo es toda aquella persona física que realice, de una manera personal, una actividad económica con fines lucrativos y sin sujeción a ningún contrato de trabajo, aunque eventualmente utilice los servicios (remunerados) de otra persona.
Puede ser trabajador autónomo toda persona que ostente la titularidad de un establecimiento abierto al público, ya sea como propietario, arrendatario o usufructuario, y todas aquellas personas que trabajando desde su casa (teletrabajadores) realicen una actividad remunerada y que emitan facturas formales por sus actividades (debido a la titularidad de una empresa unipersonal.)
La responsabilidad del autónomo es ilimitada, y deberá responder de las actividades de su negocio con todos sus bienes (presentes y futuros). Esto ocurre así debido a la no separación del patrimonio personal y el de la empresa.
Cabe destacar que desde el 1 de enero de 2004, el derecho de los autónomos quedó ampliado al incorporarlos plenamente a la prestación por incapacidad temporal así como a las contingencias por accidente de trabajo y enfermedades profesionales. Aunque este último derecho es opcional y conlleva el correspondiente suplemento de cotización. (es decir, pagando más, uno puede cubrirse las espaldas en caso de baja por enfermedad o accidente laboral)

I.A.E = Impuesto de actividades económicas. Este impuesto está gestionado por los ayuntamientos, es obligatorio  y forma parte del sistema tributario español. Cualquier actividad profesional, económica o artística comporta el gravamen de este impuesto, el cual es  constante y no varia, independientemente del balance de la actividad. Además, clasifica las actividades empresariales y profesionales a través de un código de epígrafes.
El listado de epígrafes os los podéis descargar aquí: Epigrafes_IAE
Por ejemplo, Elia Fibla (mi marca de joyería contemporánea) queda incluida bajo el grupo 663: Comercio al por menor fuera de un establecimiento comercial permanente (ambulancia, mercadillos y mercados ocasionales o periódicos.)

declaración censal: es la declaración de comienzo, modificación o cese de cualquier actividad económica. Y están obligados a presentarla todas aquellas personas físicas y jurídicas que vayan a iniciar una actividad empresarial o profesional dentro del territorio español. Este proceso es conocido como Alta en el Censo de Hacienda, y conlleva la obtención del NIF, es decir, el Número de Identificación Fiscal que es la manera de identificación tributaria utilizada en España para las personas físicas.
(es el antecedente del CIF, que sólo lo obtienen las personas jurídicas)

Vale, una vez definidos los conceptos, pasemos a explicar los pasos a seguir para darse de alta en autónomos.
(Antes que nada, decir que el autónomo tan sólo necesita un NIF, ni el CIF ni la inscripción en el registro mercantil nos conciernen por el momento.)

Los tres pasos básicos son:

1. Alta censal: es decir, realizar la Declaración Censal antes de iniciar la actividad. Este trámite se realiza en las oficinas de la Agencia Tributaria y para ello es necesario presentar el modelo 036 037 (simplificado).. En este impreso es donde se opta por el régimen fiscal correspondiente y se indica la actividad a realizar.

2. Darse de alta en el IAE: este trámite debe hacerse durante el primer mes de inicio de la actividad y lo más importante de este paso es prestar la debida atención a la hora de escoger el epígrafe ( o los epígrafes, ya que hay que marcar tantos como actividades)que defina la actividad a desarrollar (tenéis el listado enlazado más arriba)

3. Alta en Autónomoso Afiliación en el Régimen Especial de Autónomos de la Seguridad Social: este trámite se realiza en las oficinas de la Tesorería General de la Seguridad Social (TGSS) más cercanas a vuestra población. Desde el Alta Censal se dispone de un período de 30 días naturales para realizar la inscripción.
La documentación a llevar es la siguiente:
– Tarjeta de afiliación a la Seguridad Social. Si no estás dado de alta debes rellenar el modelo TA-1

– Rellenar el modelo  TA-0521 para dar el alta en autónomos.

– Fotocopia del alta en el IAE (modelo 036 si estás exento)

– Fotocopia del DNI

4. Para aquellos que vayan a contratar personal, añadimos un  paso más: debes darte de alta en la patronal y obtener un código de cuenta de cotización. Esto se consigue en la TGSS presentando el modelo  TA-6

5. Y un último paso más para aquellos que vayan a abrir un negocio: Comunicar la apertura del centro de trabajo en la Dirección Provincial de Trabajo y Asuntos Sociales.

Pues estos son los pasos básicos. Esperamos haberlos explicado de una manera sencilla y clara, para cualquier duda por favor, no os cortéis al escribir un comentario en el post, ya sea para preguntas, experiencias, sugerencias, enlaces… cualquier info será bienvenida (y previamente contrastada)
Pero no queremos terminar el post de hoy, aunque somos conscientes que es largo y espeso sin explicaros que es el Estatuto del Trabajador Autónomo .
Este estatuto es el documento  en el que se recogen losderechos y los deberes del trabajador por cuenta propia en España. Fue aprobado en 2007 y gracias a él se reducen considerablemente las diferencias de los trabajadores autónomos respecto al resto de los empleados.
En líneas generales, el Estatuto del Trabajador Autónomo define claramente la figura del autónomo y sus derechos y labores. Entre los aspectos más destacados se encuentra la regulación de la prevención de riesgos laborales y el establecimiento de garantías económicas para este tipo de trabajadores. Es decir, se mejora las prestaciones de las bajas de los autónomos, que además podrán cobrar el paro cuando cesen su actividad y se permitirá la prejubilación para empleados vinculados a actividades tóxicas o peligrosas.
Os lo podéis leer enterito descargándolo aquí: estatuto-del-trabajo-autonomo

Y ahora si que si que si, terminamos por hoy. Deseamos haber aclarado todas esas dudas, mensajes y comentarios que nos enviáis sobre el tema y repetimos de nuevo que el apartado ‘comentarios’ está para eso, para que comentéis cualquier cosa relacionada con el post, o con vuestra experiencia en el sector o vuestra propia experiencia personal. Dudas, sugerencias e informaciones… son bien recibidas!
Y como punto final, os dejamos una viñeta que ilustra a la perfección la sensación de un futuro mini empresario al enfrentarse al duro reto de convertirse en Trabajador Autónomo.
Arriba esos ánimos que ya veis que imposible, no es!!
Hasta la próxima Superyuppies, y recordad que podéis recibir directamente todos nuestros posts en vuestro correo. Tan solo tenéis que suscribiros al blog (pestañita arriba a la derecha)
Un besote!!