post_empezar_empresa_sin_dinero

Seguro que si me lees es porque eres blogguera y/o emprendedora empedernida y estás en busca de ayuda para crear tu propia empresa (de otra manera no me explico como has llegado hasta aquí), pues tanto si eres nueva como si eres asidua… bienvenida!
Bienvenida al fascinante mundo de los emprendedores de bolsillos pelados, es decir, a los que empezamos de cero y sin un duro.
No leo muchos blogs porque no tengo demasiado tiempo, pero a veces me sorprende la alegría con la que algunos de ellos, conocidos y no tan conocidos, dan ciertas pautas y consejos para poner una empresa en marcha.
Empiezo diciéndote que si quieres vivir de tu sueño, hazlo! Pero ten en cuenta que las cosas ni son tan bonitas ni ideales como las pintan por ahí.
Hay muchas piedras a lo largo del camino hasta tu meta, pero seguramente el dinero, o la falta del mismo, es el mayor obstáculo con el que te vas a encontrar.
Pues bien, en la entrada de hoy voy a intentar darte unas pocas estrategias a coste cero, es decir, que no te van a costar ni un céntimo, y que van a ayudarte a dar esos primeros pasitos.
Ten en cuenta que SÓLO estos primeros pasos puedes darlos sin inversión de capital. Para seguir creciendo y convertirte en una profesional del sector, un poco más adelante vas a tener que invertir dinero si o si, paulatinamente, esa es la realidad.
Y por favor, quien te diga lo contrario… es que no ha montado una empresa en su vida. Sé optimista, pero no dejes de tocar con los pies en el suelo…

Aquí te dejo pues un esquema sobre como crear tu empresa con los posts que ya hemos publicado hasta el momento, y una explicación, sobre lo que aún no hemos tratado (estamos en ello eh)
En 5 puntos podríamos decir que esto es lo que necesitas:

1-Viabilidad de la idea y Plan de empresa que confirme esa viabilidad.
2-Especialización del producto y perfeccionamiento del mismo.
3-Construcción de una marca propia.
4-Constitución de plataformas de exposición y venta de esos productos.
5- Creación de una estrategia de marketing
6-Aspectos legales asociados a tu actividad económica

1) Comencemos con lo más básico. Un plan de empresa

Lo primero que necesitas tener en cuenta es saber cuanto vas a tener que ganar para que esa idea de negocio sea rentable. Sino, ni te metas. Hazlo como hobby pero no lo tomes como ‘modus vivendi’ porque no te va a dar.
Los planes de empresa son engorrosos, es cierto, pero siempre hay alternativas. Por ejemplo y sin ir más lejos, nosotras te colgamos hace un tiempito un post en el que te enseñamos a calcular el precio de tus productos.
Y en breve te enseñaremos a calcular tus gastos… :))
Teniendo los números en la mano sabrás si realmente te sale a cuenta meterte en este embolao o por el contrario, seguir produciendo para amigos y familiares. No se pueden hacer las cosas a la babalá o al tun-tun. Si vas a empezar… hazlo con buen pie.

2) Encontrar ‘tu producto’ y potenciarlo al máximo

Cuando uno es creativo tiende a dispersarse y tanto hacemos diademas como murales… todo bien, pero si realmente quieres vivir de tu arte, céntrate. Especialízate en unos pocos productos, desarróllalos, intenta que sean originales, diferentes y novedosos. Es difícil lo se, lo más fácil es hacer lo que hacen otros y que sabes que funcionan, pero así sólo serás una más en este mar lleno de peces… Debes intentar encontrar aquello que además de gustarte hacer, te pueda dar de comer.
Tu producto. Es obvio que para crear productos se necesita material, y que éste no es gratis, así que lo principal es pensar bien bien que es lo que quieres vender y no crear 50000 productos diferentes, sino especializarte en unos pocos. Esto te ahorrará mucho dinero (puesto que el material que uses será más limitado y podrás comprar en lugares mayoristas) y además te ayudará a posicionarte dentro del sector.

3) Crear tu propia Marca

Una vez sabes que es lo que vas a vender, necesitas venderlo, es decir, necesitas que la gente quiera comprarlo. Para ello debes crear amor a primera vista. Como lo más probable es que vendas online, tu imagen debe ser cuidada, limpia, clara y sobre todo, bien pensada y diseñada. Necesitas un logo pero no te llega para pagar burradas, tira de amigos. Lo se, esto es tirarme piedras contra mi propio tejado, pero es la pura verdad. Eso si, si te lo vas a tomar en serio, se consciente de que tu imagen corporativa es un % muy elevado en la captación del cliente.
Así que si te decides por un profesional… busca las mejores tarifas. Necesitas un logo, no una alfombra roja y un sablazo. Por eso cada vez más hay estudios con mini tarifas, para adaptarnos a tu bolsillo, no tu al nuestro.
Además de una imagen corporativa necesitas nociones básicas de fotografía para sacarle el mayor provecho a tus productos. Fíjate en que estilo encaja tu producto y busca referencias y tendencias en el sector.
Por ejemplo, una tendencia muy extendida es la escandinava: colores cálidos, maderas claras, todo con un punto entre punk (flúors y tachuelas) y naïf (flores y ñoñadas)
Que entre por los ojos es lo mejor que le puede pasar a tu marca-tienda online. Verdad de la buena.
Y si la imagen es importante el packaging lo es casi igual a esto y al producto en si. Esto ya te lo hemos explicado a fondo en este post.

4) ¿Dónde vender esos productos?

Te decía unas líneas más arriba… ‘en tu tienda online‘, y es que una vez ya tienes todo esto, puedes empezar a vender tus productos y para ello, la manera más económica es comenzar con algo online. Puedes crear un blog a la par o incluso antes de poner en marcha la tienda, y ahí puedes ir mostrando ‘que no vendiendo’, tus creaciones y ver si la gente se interesa, les gusta… como para ir viendo el mercado vaya.
Se que empezar de legal desde el principio es casi imposible en este país. Por eso no seré yo quien te diga que te legalices a la primera venta (porque para pagar 10-15€ de iva te hacen pagar 289€ de cuota…) pero si es recomendable que si ves que la cosa tira para delante al 3er-4º-5º mes… te des de alta.
Sino, desmonta la tienda y quédate mostrando (‘que no vendiendo’ otra vez te lo digo) tus productos y trabajando bajo encargos puntuales. NO HABITUALES.
Si quieres aprender a montar una tienda online puedes leer nuestras entradas sobre el tema:
– Tiendas online, ¿Dónde vender?
– Plataforma propia: Bigcartel
– Plataforma colectiva: Dawanda
– Vender en tiendas físicas

5) Exprime las redes sociales

Otras plataformas donde mostrar e interactuar con otras personas son las redes sociales. Explótalas con mentalidad de mujer de negocios, no sólo como artesana. Y es que para eso está el márketing, para ayudarte a planificar  una estrategia a través de las redes sociales, tu blog o web, tienda online y campaña de mailing de forma y manera que aprendas a venderte.
Si ya sabes como hacerlo, genial!! Que grande! :)
Si no, don’t worry, hay un montón de talleres y cursos, tanto online como presenciales, gratuitos y de pago en todas las ciudades del país y en la mayoría de portales sobre emprendedores en internet.

Hay otra manera claro, pagando un servicio de gestión de Social Media, pero esto ya no casa tanto con el título del post: No tengo ni un €!

6) Ten en cuenta los aspectos legales.

Lanzarse a publicar precios de las 4 cosas que hacemos al principio, vender a través del blog  (ya sean espacios publicitarios como productos o servicios) y cosas así sin estar dado de alta es peligroso, ya os explicamos en posts anteriores porqué, así que al principio sólo ten en cuenta esto, y cuando te legalices, no te olvides de estos aspectos que por desconocimiento, se nos pasan por alto. No cuestan dinero, sólo horas de redacción y saber, obviamente, que poner en cada sitio. De nuevo, hay muuuucha info por la red, y como no, nosotras tenemos un súper post sobre Aspectos Legales para tus Ventas Online.

Como ves, imposible no es, es difícil porque al poco que empiezas a vender ya te tienes que legalizar, pero puedes tirar unos meses probando a ver si la idea funciona y arranca o si por el contrario, tu proyecto se diluye en este océano de saturación infinita… Por eso es importante que te lo tomes en serio-serio desde el primer instante en el que vas a probar suerte. De hecho la suerte no está ahí para unos pocos elegidos… sino que la suerte está para quien se la trabaja, y no porque sea una primera andadura,  hay que dejar de prestarle atención a todos los detalles para que la cosa funcione desde el principio.
Ahí está la diferencia entre los que triunfan al poco tiempo y los que o nunca lo hacen o lo hacen pasados muchos años.
Pre visionar la idea de negocio. (estamos hablando de personas que quieren crear una empresita eh…)
De eso van los tediosos planes de empresa en general, aunque sé por propia experiencia que para los emprendedores pequeños es una pesadez.
Sin embargo, aquí está Superyuppies para darle a todo este proceso tan aburrido, un nuevo ángulo/enfoque/perspectiva.

Seguimos trabajando!! :))
Un abrazo,

Elia