post_trabajar_desde_casa

Consejos vendo para mi no tengo.
No, no es este el caso, sino más bien al revés, porque en Superyuppies las cosas no funcionan como en otros blogs. Nosotras te regalamos el conocimiento que tenemos desde nuestra experiencia (acierto/error) de mini empresarias, y te explicamos todas esas cosas que nadie te cuenta sobre ser emprendedor. Somos muy guays si! :)

Pero basta de tirarnos flores y vamos al tema de hoy porque aunque yo no soy mucho de dar consejos, podríamos decir que esto son casi como pautas a seguir para poder empezar a crear tu mini empresa, desde casa claro.
La mayoría de personas tienen muchas presiones financieras con las que lidiar en su día a día, (hiotecas/préstamos/impuestos/facturas…) quizás tu seas una de ellas, pero no por ello no debes intentarlo, yo soy de las que cree (y soy una prueba de esto mismo) que con poco dinero pero mucho mucho, Mucho Esfuerzo, las cosas salen. Así que vamos a intentar darte una ayudita con un poco de orientación… Quizás así lo veas un poco más claro y te animes. :)
Te he escrito 5 pautas/consejos básicos para que empieces a ver por donde van los tiros y como podrías desempeñarlo: tiempo, dinero, compartir y concienciar son los elementos claves, verás que si!

  • 1. Actividad económica secundaria.
    No te asustes aunque el título sea rimbombante. Se trata simplemente de que al principio te lo tomes como algo secundario, ya que seguramente no puedas dedicarle demasiadas horas al día, y tal y como están las cosas, tampoco es plan de que lo dejes todo para ponerte a esto. Ve invirtiendo tiempo progresivamente y a medida que vayas viendo tu propio progreso, si ves que la cosa empieza a funcionar, dedícale un par de horas más, fórmate un poquito (nosotras tenemos mini talleres online, lo sabías?), comienza a crearte una fan page, una tiendita online en algún marketplace… y así sucesivamente.
    Si ves que no arranca, replantéate lo que estás creando y reenfoca tu producto, de los errores se aprende, y se aprenden cosas imposibles de conocer de otra manera. No te avergüences de tus errores, son señal de que estás Viviendo!
  • 2. Flexibilización de horarios.
    No, esto es como lo de la Reforma Laboral, que parecía una gran idea y en verdad era una mierda. Porque esta equívoca expresión viene a decir que para poderle dedicar tiempo a tu mini empresa, vas a tener que ser flexible en cuanto a trabajar los fines de semana, los puentes, las vacaciones… ¿Por qué? Pues porque a la que empieces a meterte en este mundillo vas a necesitar un montón de horas para hacer aquellas cosas que no te puedes costear: alguien que te haga los números, alguien que te haga un plan de empresa, o una imagen corporativa, que te publicíte en las redes, que te haga las fotos… todo lo que necesitas es tiempo para aprender a hacerlo tu solita. No tenemos ni un duro no? Pues mutemos a mujeres/hombres-orquesta.
  • 3. Tira de ahorros.
    Hablando de dinero, poco verdad? Bueno, si ves que empiezas a vender o que el mini negocio comienza a moverse mínimamente, invierte en ti misma. Pero no busques dinero fuera, lo ideal sería contar con unos pequeños ahorros que hayas estado guardando para ‘la ocasión’ (que mejor ocasión que tu propio negocio no?) e invertirlo en aquellas cosas que necesitamos mejorar o crear para que nuestra mini empresa, empiece a tener cara y ojos. Mejorar la imagen de tu producto con un logo chulo de tu marca, un packaging sencillo y elegante… Empezar a hacer números un poco más en serio, hacer algún que otro taller que te ayude a aprender cosas básicas sobre márketing o redes sociales, y unas cuantas cosas más, son en las que vas a necesitar invertir si realmente quieres comenzar a darle un poquito de caña a la cosa.
  • 4. Comparte.
    Si, sin duda. Compartir es la mejor manera de crecer, y más cuando eres chiquito. Comparte tu ayuda, tu poco o mucho conocimiento, participa en comunidades, foros, grupos, charla y comunícate con otras personas que están en tu misma situación, #entretodospodemos no es sólo un hashtag bonito y esperanzador, es la verdad. Lo que no sabe una lo sabe la otra y sino otra sabe de alguien que puede saber. El hacer piña te da no tan sólo apoyo moral sino que te permite nutrirte de las experiencias de los demás para no cometer los mismos errores y para saber trucos, atajos, recursos, que otras personas han probado ya. Usa las redes sociales y asiste a charlas, eventos, talleres gratuitos. De nuevo: si, sin duda.
  • 5. Concientízate.
    Piensa que estás en casa si, pero eso no le resta resposabilidad al asunto. Por mucho que trabajes en bata y con los rulos puestos, tu negocio (aunque sea mini o micro) es un negocio, y debes ser consciente de la gran carga que conlleva si realmente quieres intentar probar suerte. Si no te lo tomas en serio, jamás va a funcionar.
    Así que como te vengo diciendo desde el punto uno… sin pausa pero sin prisa, a paso lento pero firme y sobre todo… desde casa! :)

Como ves, todo es bastante básico, pero puede ser que nunca te lo hubieras tan siquiera planteado, no? Y es que no siempre tenemos que escribir posts hiper rebuscados sobre fiscalidad, legalidad y palabras mayores. Sabemos que hay cada vez más gante intentando montar su propio negocio, y a veces encontramos mucha info sobre autónomos y demás, pero… ¿y el camino que se recorre hasta ese punto, dónde empieza?
Pues amigos, el camino a ese punto comienza en una idea, sentado por lo general en el sofá, cuando la lucecita se enciende y dices ¿Cómo sería montar una mini empresa de :::: aquí en casa?
ahh…. pues aquí te hemos dado unos apuntes! :))