post_redes_sociales_marca

A ver, así a voz de pronto ¿Cuántas redes sociales llevas a la vez? O mejor dicho… ¿Cuántas redes sociales tienes asociadas a tu marca? Me juego un dedito a que como mínimo 2 o 3.
Facebook, Twitter, Pinterest, LinkedIn, Instagram, Youtube, Flickr, Tumblr, Visizy (esta es nuevita y no la ontrolo aún) Foursquare (tampoco la tengo muy identificada) Tuenti (?) y algunas más que me dejo fijo, son las redes en las que normalmente aterrizamos con nuestra marca.
Bueno, déjame que te diga algo: te sobran la mitad, y seguramente la otra mitad las estés usando mal.
Mira, hagamos un paralelismo. Imagínate que vuelves a la infancia y que tu trabajo es ir al cole. Obvio que cuando llegas a casa tienes tus deberes (que si lo extrapolamos a nuestro mini mundo craft/handmade/blogguer se materializa en escribir posts, preparar pedidos, contestar mails…) así que te queda poco tiempo para hacer otras cosas, si a esto le sumamos que tu madre te ha apuntado a ballet, basket, piscina, música e inglés…. pues diremos que serás un niño sin tiempo para nada, muy ‘formado’ visto desde fuera, un niño ‘agobiado’ y en nada especializado, visto objetivamente.
Pues todas estas actividades extraescolares podemos identificarlas con todas las redes sociales en las que nos parapetamos. ¿En serio es necesario estar en todas? Pues no, porque estar en misa y repicando… es como mínimo, complejo.
(a no ser que tengas el don de la omnipresencia y la omnipotencia, como Dios o José Ignacio Wert)
Es más, estar en todas las redes sociales habidas y por haber es cuanto menos, contraproducente.
Somos mujeres y hombres orquesta, pero no tenemos ocho manos cual pulpo ni somos bicéfalos con dos cerebros independientes. Y si, las mujeres podemos hacer más cosas a la vez que un hombre (ejem y perdón por el topicazo) pero tampoco eso nos salva de poder tener al día y bien cuidadas, todas las redes en las que tenemos presencia.

Así que para llegar a una conclusión… planteémonos las preguntas siguientes:

1- ¿Cuantas redes soy capaz de gestionar dignamente?

Es decir, por tener, puedo tener mil, pero de estas mil lo más probable es que sólo pueda gestionar correctamente un par o tres. Y por ‘gestionar correctamente’ me refiero no a publicar una vez por semana, sino a publicar regularmente,a  interactuar con nuestros seguidores,a  responder a sus comentarios, a compartir información interesante, etc etc. Una red social es como una plantita: hay que regarla casi a diario, ponerle música, hablarle… Bueno, quizás este ejemplo sea muy friki y me estoy retratando como una tarada que le habla a las plantas no? :)

Pasemos a la segunda pregunta.

2- De todas las redes sociales existentes… ¿Cual es la que encaja mejor con la filosofía de nuestra empresa?

Pongamos un ejemplo ficticio (aunque no lejano) Una chica que realiza joyas. Bueno pues para esta chica, que no se llama Elia ^^, lo más conveniente en su caso sería potenciar Pinterest por ejemplo. Ahí ella puede colgar un tablero con sus creaciones, otro con creaciones que le inspiren y otros tableros más que acompañen a su estilo y lo que quiere mostrar con su marca. de hecho AQUÍ te explico cómo usar Pinterest para hacer crecer tu negocio y tu marca
Alguien que se dedica a la música tiene en Youtube a su mejor aliado, otro alguien que se dedique a la fotografía verá que Flickr es un buen medio para exhibir sus trabajos….
La idea es seleccionar aquellas redes que utilicen los mismos códigos de comunicación que nuestra marca/empresa, y no todas las redes encajan.

3- ¿Cuál es nuestro público objetivo, qué redes sociales usan y que lenguaje utilizan?

Es decir, y siguiendo con el ejemplo ficticio de la joyera, si vendes joyas con precios medio-altos, obviamente a Tuenti no te vas a meter, porque a los tuentiañeros (léase jóvenes de 20 años)  les importan un rábano tus joyas pijas, quizás tu sitio sea mejor una página de Facebook, una cuenta en Instagram donde vayas mostrando tu proceso de producción…
Debes tener muy en cuenta el público de cada red social, pero antes debes saber segmentar tu propio público. ¿Vendes ropita para bebés? A por las mamis pues, ese es tu cliente potencial. Descubre por donde se mueve tu público y métete de lleno en esa red.
Y si, un estudio específico de pago que te analice cuales son las redes sociales que mejor te convienen es lo ideal, pero como aquí vamos escasitos de recursos, pues haremos servir una cosa que en principio todos tenemos: el sentido común (aunque ya te digo que no es el más común de los sentidos..)

Y si cotilleamos, digo, estudiamos un poquito a nuestra ‘competencia’ en el mercado, podemos preguntarnos…

4- ¿En qué redes sociales tienen presencia nuestros competidores?

¿Cuales son las que más triunfan y que tipo de contenido publican?

 

No se trata de copiar estrategias, sino de aprender de los que saben más que nosotros, claro está!
También ten en cuenta que cuanto más grande y conocida sea la marca de la compe, más probable sea que tenga un mini (o maxi) departamento de gente especializada en Social Media que se dediquen en exclusiva a gestionar las redes sociales de dicha empresa, así que no te flipes y no te compares con el Corte Inglés, busca siempre empresas que estén dentro de tu ámbito…

Y en principio, con estas 4 preguntas genéricas, podemos seleccionar las redes sociales que más nos convienen e interesan, bueno, no a nosotras, que nos encantaría estar en todas, sino a nuestra marca y/o empresa, que es lo que realmente nos da de vivir… :))
Así que hasta aquí nuestro post de hoy!
Espero que te haya resultado útil, y como siempre, cualquier duda o sugerencia: Comentario al canto!