El post de hoy no lo he escrito yo no. Por el momento no tengo miniyuppies, pero Sonia si, un baby vitamina que es un amor, así que esta entrada pertenece a Sonia o lo que es lo mismo, a Vitamina d*
Espero que os guste tanto como a mi! :)

Hola! Me llamo Sonia y soy autónoma…Y por si esto fuera poco, ahora también soy mamá, mamá primeriza…

Si, de esas que piensan que trabajar en casa, o por cuenta propia, y el bebé, será estupendo para conciliar la vida familiar y la laboral. De esas que creen que podrán ver crecer a sus hijos mientras continúan con los mismos ingresos… Pero que poco a poco fue cayendo en un mar de dudas… Para comprobar si esto es así de bonito, antes de que naciera baby vitamina, se me ocurrió realizar un cuestionario a otras mamás autónomas de la blogoesfera para conocer sus historias. Y así poder aplicar sus ideas y experiencias como consejos.

Eres mamá primeriza y autónoma?
Pues atenta, aprende como se lo montan otras en tu misma situación… A mí aun me queda mucho por aprender, aquí me tienen, escribiendo el post con mi bebé bien agarrado a la teta…



En lo que llevo de maternidad, me he enamorado de mi bebé, me he enamorado más todavía de mi señor vitamina, he tenido momentos de llantina sin saber por qué, flojera de piernas y de cuerpo entero… Y casi no he tenido tiempo de sentarme delante del ordenador, que es el lugar donde trabajo. En mi estudio casero, vitamina d* .

Un bebé necesita toda tu atención y si das el pecho, la dependencia es total… Así que, sinceramente, también hay momentos de debilidad en los que piensas: ¿Pero qué he hecho? Con la independencia que yo tenía… Hablemos en plata, lo primero que tienes que tener claro, es que, cuando piensas en ampliar la familia, tú, mujer que entras y sales de casa con tacones, labios rojos y bien peinada… Hazte a la idea de que tu vida se para en seco. El frenazo es tan grande que se te salen las greñas y cuesta volver a colocarlas en su sitio… La vida te cambia por completo y seguro que decides disfrutarlo. Vives cada momento, porque tu bebé va evolucionando y tu estás a su lado, buscando el término medio entre trabajar y disfrutar de esos avances. Por ello, resumo las pautas que me han contado estas mujeres, mamás y profesionales, espero que os ayuden, os despejen dudas y os den mucho animo para salir adelante con todo!

Las presentaciones:

Tenemos el placer de contar con los consejos de una cuentista, dibujanta y que hace sombreros en sus ratos libres… Así es como se define Lucía Be en su blog, en el que nos cuenta sus historias dentro y fuera del trabajo, y sus experiencias como mamá.

claveslucia

Y con los de una ilustradora que, además de para su trabajo, dibuja para todas nosotras unas viñetas llenas de buen humor en un blog 39 semanas donde nos cuenta sus experiencias como madre novata, señoras y señores… Esther Gili.

clavesesther

Y, por si esto fuera poco… Os presentamos una web Cositas de Mamis recién salida del horno, con mucha información para futuras mamás y mamás con superpoderes. En la que su creadora, Leticia Deyá, también nos ha contado algunos secretos:

clavesleti

Sé que lo estáis deseando. Así que, aquí os dejo lo que me han contado, bien resumido para que sea fácil de leer y podáis sacarle el máximo partido:

Hay que ir preparando el terreno…
Si trabajas por encargo, ten en cuenta ir dejando todo atado, ya que en el momento en el que te pongas de parto, tendrás que tenerlo todo listo. Organiza el trabajo que vas a poder realizar antes de la fecha prevista de parto y procura no dejarte proyectos largos para el final. Ni tareas que vayan a agobiarte cuando vuelvas a casa con tu bebé.

Si puedes, aprovecha para disfrutar toda la baja maternal. Así, podrás vivir los primeros meses tranquila e ir probando horarios que se ajusten a los del bebé. Cuando quieras volver al trabajo, os conoceréis mejor y podréis resolver los imprevistos con más facilidad.
Es muy importante la organización y el ser previsora, por ello, ir probando antes de lanzarte de nuevo al curro te vendrá bien. Y te permitirá ser realista, ya que te irás dando cuenta de que, por muchos planes que hagas, a veces, surgen imprevistos que te impedirán cumplir objetivos.

Seamos realistas…
Al final, el bebé es cosa de dos, organizate bien con tu pareja y planifica las tareas de la casa para poder rendir al máximo en el trabajo y disfrutar de tiempo para dedicárselo a ellos. Si necesitas ayuda, no dudes en pedirla, contrata a alguien que te ayude en casa, lleva al bebé a la guardería, llama a los abuelos… estarán encantados de poder ayudarte y nadie mejor que ellos para cuidarle como tú lo haces.
Es casi seguro que vamos a dormir menos. Por lo que tendremos que aprender a cambiar el orden de algunas tareas,  y eso se traduce en trabajar cuando el bebé duerme. Lo que significa, trabajar de noche, no hacer siesta, madrugar más que él… Pero al final, seguro que aprendemos a exprimir el tiempo al máximo siendo más resolutivas, para no eternizar los trabajos. A partir de ahora, debes dividir tus horas, para poder dedicar tiempo a una misma, a la familia… Y eso sí, cargarse de paciencia, ya que nada volverá a ser como antes.

Los trucos…
Si, si, a lo que íbamos. Os dejo numerados una breve explicación de los trucos que me han pasado estas súper mamás:
-Aprovecha las horas de sueño del bebé, que cada vez serán menos, así que te convertirás en una trabajadora nocturna. Piensa que si alguna noche la pasas trabajando, esa tarde puedes dormir la siesta con tu peque, te la habrás ganado.
-Ajustate a sus horarios, por ejemplo, comer juntos, así cuando sea la hora de la siesta tu estarás lista para trabajar.
-Si te ves apretada de trabajo, llama a los abuelos! Pueden salir a dar un paseo y darte tiempo para despejar tu agenda.
-Contrata a alguien que te ayude con el bebé, y si puede con las tareas de la casa, mejor.
-Fija horarios para tareas concretas. Por ejemplo, un día para la limpieza, otro para hacer la compra, un día para preparar papillas y congelarlas, y así tener la comida lista… Si antes tu vida no era organizada, ahora vas a tener que tomártelo en serio. Un bebé normaliza horarios, ya verás.

En resumen…
En definitiva, todas coinciden en adaptar nuestras agendas a los horarios del bebé y sacrificar tus horas de sueño para aprovechar cuando todos duermen, en el silencio de la noche, conseguirás rendir más. Por que, lo más importante, es saber cortar a tiempo, sin eternizar los proyectos.
Y, de esta manera, conciliar el trabajo con el tiempo que vas disponer para disfrutar de tu familia.

Yo ya me he grabado estos consejos en la mente, para ir organizándome. Así que espero que a vosotras también os vengan muy bien y agradezco a estas señoritas que hayan dedicado su valioso tiempo a contestar mis preguntas.
Ah! Y aprovecho para pedir a otras mamás con experiencia que nos cuenten sus planes.
Podéis dejar las ideas que queráis recomendar en los comentarios. Gracias!
Sonia
vitamina d*