No es lugar un blog para despotricar a un Gobierno. O si, según se mire.
Como aquí somos poco dados a la auto-censura y solemos llamar a las cosas por su nombre, vamos a tratar este peliagudo asunto, sin miedo alguno.

¿Qué es ‘habitualidad’ y qué es la ‘intención de habitualidad’?

Últimamente en la mayoría de nuestros posts de esta sección  aparece el término Habitualidad relacionado con la ventas, y con la intención de ventas tanto en blogs como en tiendas online.
También recibo muchos mails y comentarios en los que personitas como tú tienen la misma duda, y como nuestros gobernantes no van a poner ni medio esfuerzo en explicar por qué carajo sólo por tener la intención de vender, ya tenemos que darnos de alta… pues vamos a intentar explicarlo nosotras.

Tienes una tienda online, o un catálogo con precios en tu blog, o has integrado un e-commerce a tu página de facebook.
Enhorabuena mini empresaria! :)
Bienvenida al mundo de los impuestos :(
¿Cómo? Si, en este país, emprender equivale a pringar, pagar, currar como una bestia y rezar.
Rezar para que a las cabecitas pensantes que dirigen nuestra ‘gran’ nación no se les ocurra otra nueva ley o medida con la que joderte viva. (disculpa mi tono, ya me calmo)
Los emprendedores debemos provocar un efecto amor/odio a nuestros dirigentes porque sino, no se entiende que nos puteen desde antes de empezar con ninguna actividad.

Y es ahí cuando aparece el término ‘habitualidad’.
-Los señores de Hacienda promulgan que en cuanto tengas la idea de montar un negocio tienes que darte de alta como empresario y que aunque vendas menos de un suspiro al día, tienes que declarar el IVA de ese suspiro.
-Y los señores de la SS (que aunque suene a algo neo nazi no es más que la Seguridad Social..) quieren que te des de alta de autónomo,  que empieces a cotizar y a contribuir a esas arcas que tiritan de frío y que el Gobierno se ha empeñado en llenar a costa de la sangre de los contribuyentes.
Y digo sangre y no exagero, porque las condiciones son tan aberrantes, las exigencias tan bestias, que esto de darse de alta y pagar impuestos, se acerca más al sacrificio humano que a lo que debería ser emprender.
Habitualidad es poner de forma permanente nuestro producto expuesto a la venta. Mostrarlo de manera habitual, es decir, tenemos una tienda online, o tenemos un catálogo en el blog con sus correspondientes precios o cualquier plataforma en la que se demuestre que nuestra intención es la de vender cada día.
Ojo, esa es nuestra intención, de ahí a que vendamos habitualmente… ya eso es otra historia.
PERO ESO NO IMPORTA, lo que cuenta para este Gobierno (llámale PP o PSOE) es que TÚ, hormiguita valiente que te has lanzado a la aventura de emprender, pagues.
Pagas por la intención. Pagas porque aunque no vendas un colín en un mes, como tu INTENCIÓN es la de vender habitualmente, sólo por esa habitualidad, pagas.

Ilógico, incoherente, irreal y tremendamente injusto! ¿Cómo voy a pagar casi 300€/mes si todavía no sé si voy a vender algo? O si, si sabes que algo vendes pero ni por asomo cubres esos gastos.
¡Pero.. en qué cabeza cabe que por la intención uno tenga que pagar! En ninguna, ninguna con sentido común, que como ya ves… es el menos común de todos los sentidos.

¿Qué hago, cómo lo hago y qué me puede pasar?
Bueno, hace un tiempito publicamos un post sobre ¿Cuando darnos de alta como autónomos? en el que explicábamos trucos y triquiñuelas para poder empezar sin tener que pagar.
Y es que obviamente, desde Superyuppies queremos conseguir que cualquiera pueda VIVIR de sus sueños, de una manera legal, sin tener que esconderte y aprovechando todos los recursos que tienes a tu alcance, pero somos realistas, vivimos el día a día de la calle, conocemos las necesidades reales de las personitas de carne y hueso (no la de estos seres que habitan en pantallas de plasma) y sabemos que tal y como está la legislación en España… empezar de 0 y en ‘modo súper legal’ es IMPOSIBLE!!

Así que para luchar contra esta Maldita Habitualidad, lo único que podemos recomendarte es:

1- Que si estás en B, no te lances de buenas a primeras a vender online. Que si, es muy tentador, pero la Ley del Comercio Electrónico no existe porque si. Cuidado con los multones!!

2- Empieza con el boca oreja. Seguir tu rastro online es mucho más sencillo que hacerlo a pie de calle. Prueba a vender a amigos, conocidos y amigos de amigos… si ves que tus productos gustan y se venden y tus márgenes son suficientemente grandes como para poder cubrir los gastos tributarios… Ahí hablamos!

3- Algo que nunca hubieras pensado: Diseña un plan de empresa! Esto te ayudará a visualizar todas las fases del negocio que quieres poner en marcha, sabrás exactamente cuanto cuestan tus productos, a cuanto venderlos, que márgenes hay que tener en cuenta, que gastos vas a tener y cuanto vas a tener que vender para cubrir..
Así y sólo así tendrás los números y datos reales de si te vale la pena o no, lanzarte a la aventura.
(si, en breve te explicamos cómo se hace esto)

Ya ves, en vez de seguir el ejemplo de países como Reino Unido, Holanda, Francia o Estados Unidos,que pagan según tramos de ventas ( y que por supuestísimo al principio no pagan ni un euro por lógica aplastante…) España es la excepción que rompe la regla y pagamos no por venta, sino por intencionalidad.
No, si es que el título del post no podía ser otro..