Esta sección nace del deseo de colaboración de tres mujeres (Oye Deb, Superyuppies y Mamá Quiero Ser Blogger) que tienen una misión en la vida: ayudarte a alcanzar tu sueño de trabajar para ti. Cada una tiene un perfil muy distinto así que pensaron…
¿por qué no escribimos sobre el ciclo de vida de una pequeña empresa, cada una desde su perspectiva y su especialidad, en una serie de artículos que se complementen entre ellos?“…
Y así lo han hecho  :)

Esta es mi perspectiva sobre la primera fase en la vida de una pequeña empresa: la ideación.

La-ideación

Uno de mis primeros posts fue este: ‘Quien tiene una idea… tiene un tesoro’.
No es un título casual, no está escogido al azar y no es hablar por hablar porque realmente una idea es un diamante en bruto, es un tesoro al que sacarle brillo es… dinero en potencia.
No voy a repetir contenido así que enfocaré este post de una manera distinta, de forma y manera que junto con los otros dos posts que conforman esta primera ronda, puedas hacerte un mapa mental de los primeros pasos que debes dar cuando quieres convertir tu sueño en un modus vivendi.
 Como Deb se encarga de la parte más emocional e Is lleva el tema marketiniano… yo me voy a poner al frente de la parte más burocrática, de los números y numeretes y de la fiscalidad asociada, pero no te asustes, que ya sabes que aquí hablamos en Humano, con un lenguaje muy plano y familiar. si? :)

Empecemos.
-Emprender mola! 
Lánzate a la piscina! 
No tengas miedo!-
Si-si-si…. todo muy interesante e importante. Y además de verdad de la buena.
Superar el miedo a dar el primer paso es vital a la hora de emprender cualquier negocio, es más, sin ese primer paso no puedes dar el segundo, pero digamos que antes de dar el segundo, hay que pararse, reflexionar y mirar si hay agua. Si hay agua en la piscina digo!
Muchas veces oirás, leerás o te dirán que para emprender lo importante es empezar, que el resto se va dando y que la experiencia te va mostrando el camino.
Pues si, es cierto, pa’que nos vamos a engañar.
 Pero también es cierto que si empezar es importante, aún lo es más comenzar con buen pie, con una estructura mental de más o menos lo que quieres, para saber cuánto te va a costar, a cuánto lo vas a tener que vender, cuánto vas a tener que ganar al mes para vivir (o sobrevivir al principio).
Todo depende del tiempo del que dispongas, es decir, si tienes 2,3,5 o 10 años para ir probando, para ir construyendo lo que sea a base de ostión-reacción… pues este post te lo puedes saltar. De verdad.
Pero si no quieres desperdiciar todo ese tiempo, si lo que realmente quieres es que tu negocio sea exitoso y te permita vivir de tu sueño… toma nota porque te doy la receta.
Are you ready?

Plan de Empresa.



Estas tres palabras son tu tabla de salvación, palabrita.

Cuando yo empecé hace varios años ya… ni hice plan de empresa ni ninguna mandanga. Me puse a vender y santas pascuas.
 Fue al cabo de dos años que me di cuenta de que trabajaba mucho y ganaba poco y que así la cosa no podía seguir.
 Valiente y decidida (y sin un duro en el bolsillo, todo hay que decirlo) me fui al vivero de empresas de mi pueblete y pedí cita con mi ángel de la guarda, osease, con mi asesor.
Él fue quien me abrió los ojos y me hizo dar cuenta de la cantidad de tiempo y dinero que había estado perdiendo hasta entonces. En una sesión de 1 hora se me abrió el cielo y vi claramente que yo era el desastre más grande que había parido madre:  ¿Iva? ¿IRPF? ¿márgenes? cálculos-números-impuestos-etc o lo que es lo mismo, mi mayor pesadilla y el engorro más pesado al que una persona creativa y de letras puras puede enfrentarse.
 Seguro que te suena…. :))
Pues bien, tras esa primera cita con mi asesor, entendí que lo de poner precios al tuntún, lo de calcular márgenes a ojo cubero y lo de no llevar los números al día… iban a llevarme a la ruina en cualquier momento.
Por eso insisto en hacer las cosas bien desde el principio, porque estás más que a tiempo de empezar la casa por los cimientos, es más sencillo y práctico, créeme.
Y bien, ¿en qué consiste este maravilloso Plan de Empresa? 
Pues se trata ni más ni menos en hacer un análisis al detalle y pormenorizado de todas las piezas que componen el puzzle de tu futuro micro negocio.
Si nos ponemos serios, y el tema lo requiere… diremos que un Plan de Empresa se compone de 4 partes:

1- Análisis de la situación:
Mediante el uso de la Matriz DAFO debes analizar cuales son las fortalezas que posees y como explotarlas, cuales son las debilidades que tienes y como redimirlas para que te jueguen a tu favor, cuales son las oportunidades que tienes a tu alcance, y cuales las amenazas con las que habrás de lidiar.

2- Estudio de viabilidad:
Utiliza un business canvas para crear, adaptar y constituir el modelo de negocio que mejor se adapte a tus necesidades personales y profesionales. Debes aprender a crear propuestas de valor, a entender cual debe ser el tipo de relación que establezcas con tus clientes, los recursos de los que debes disponer, canales de distribución y muchas cosas más primordiales para disponer de una visión pormenorizada de los diferentes aspectos que conforman tu modelo de negocio.

3- Estudio financiero:
Con este estudio sabrás calcular el precio de tus productos, conocerás cuales son tus gastos personales y profesionales y como repercuten en tu actividad económica. Tendrás que saber cuales son las cantidades mínimas de ventas mensuales que debes realizar para cubrir esos gastos, y aprender (aunque sea a la fuerza -por necesidad me refiero-), a poner orden a tus finanzas.

4-Gestión fiscal y empresarial:
Debes estar al día de cual es tu fiscalidad como empresario y cuales son tus obligaciones. Debes aprender a gestionar documentación del día a día (presupuestos, albaranes…) así como también saber cual es el reglamento de facturación y cómo se utiliza (facturas, tickets…). Aprende cuales son las maneras de gestión de clientes y proveedores y que técnicas pedagógicas necesitas para actuar como mini empresarios.

 Obviamente, en un post de extensión reducida, se me hace imposible explicarte todo esto, de hecho hay temas que ya hemos tratado en este blog y que puedes consultar clicando sobre los enlaces azules que hay en el artículo o puedes suscribirte al blog e ir recibiendo toda la info que vamos a ir dando sobre estos temas en los próximos meses.
Quien avisa no es traidor, no? ;)

Pues hasta aquí por hoy. Se me han acabado el número de palabras acordadas, así que sólo me queda decirte que si te ha gustado “Vida de una pequeña empresa, a tres bandas”  te recomendamos que leas las otras dos aristas que conforman este triángulo, de este modo tendrás toda la info al respecto y el mensaje adquirirá su significado completo:

La ideación vista por DebOye Deb– te hablará desde el punto de vista de las emociones, de los bloqueos a superar, de la actitud y los retos mentales a los que vas a tener que hacer frente en cada fase del proceso de ser tu propia jefa.

La ideación vista por MQSB. Is –Mamá Quiero Ser Blogger– va a encargarse de mostrarte cómo proyectar tu idea a través de las redes sociales para que resulte muy atractiva a tu público y conviertas visitas en ingresos.

Un besote,
Elia

suscribete_superyuppies