Las tiendas online son un chollo amiga!

Y si, pero no. Es decir, si lo son, pero hay que tener un poquito de cuidado porque si bien son un chollete en cuanto a costes de apertura, pueden convertirse en tu peor pesadilla si no tienes en cuenta unas pocas cosas.
Aspectos legales básicamente.
Alto ahí, no te vayas corriendo que yo sé que lo de los trámites legales asusta y lo del aviso legal te suena a chino, pero estás en Superyuppies, recuerdas?
Hablamos humano y te vamos a ayudar a que los sres de Hacienda no se hagan una casona de segunda residencia a tu costa. A costa de las multas que clavan a quienes no cumplen con la Ley del Comercio Electrónico claro… ;)

Y si, sabemos que suficiente tiene ya una con organizar el plan de empresa, preparar los productos, el packaging, la estrategia de ventas, la actividad frenética en las redes sociales, como para luego tener que dedicarle un rato a leer las leyes, entenderlas y aplicarlas.
Sobre todo entenderlas, verdad?

Sois muchas las que empezáis vuestra andadura en el mundo de las ventas online sin asesoraros legalmente, a veces por falta de presupuesto, a veces (la mayoría) por desconocimiento, así que casi todo el mundo incumple un buen puñao de leyes de buenas a primeras y también otro montón, desconocen sus obligaciones legales.
Porque otra cosa no, pero aquí en España nos obligan por ley a tres mil millones de cosas!!
Pero como te decía, en  Superyuppies estamos para ayudarte y decirte que no es tan difícil hacer las cosas bien y ser legales.

ley_comercio_electronico

Empecemos por el principio pues. En primer lugar es importante que tengamos claro que Internet no es una realidad aparte y que todas las normas que regulan nuestras actividades y relaciones en el mundo físico también afectan a nuestras actuaciones en Internet.
Esto queda claro no? Porque hay quien piensa que online significa extra-terrestre y no. Seguimos en este planeta.
Entonces, hagamos una listita:

  1. Si tenemos un negocio en Internet deberemos cumplir con la legislación mercantil, fiscal, laboral o sectorial de la misma forma que si montáramos una tiendita física en nuestra ciudad.
  2. De igual manera, en Internet también hay que respetar el derecho a la propiedad intelectual, los derechos de los consumidores y/o usuarios y el derecho a la privacidad de otras personas, por nombrar algunos de los derechos que tenemos (que no todo son obligaciones!!)
  3. Si eres un poco friki y quieres saberlo…Puedes consultar las leyes que regulan todo esto en estos enlaces que te pongo aquí abajo. Porque por la particularidad del medio usado (las plataformas online) y por la novedad del tema en si, hay unas leyes específicas y nuevitas nuevitas.

Que si, que ya sé que no te vas a leer ninguno de los dos tostones jurídicos que te acabo de colgar, porque además de ser un coñazo, tienen un lenguaje que no entiende ni Cristo, así que seguimos traduciendo al humano y  lo que hacemos es colgarte un resumen de cuáles son las principales obligaciones si te abres una tienda on-line:

  1. Identifícate siempre: Cuando compramos en una tienda física, sabemos que si tenemos algún problema o duda sobre el producto, podremos volver para aclararlo con el dueño. Pues bien, esto en las compras por internet… es un poco más complejo, porque no siempre sabes quien está al otro lado de la pantalla. En Superyuppies si, (Hola, soy Elia!!) pero no en todas partes…
    Poderle poner ‘cara’ a la persona que está al otro lado, siempre da más seguridad como cliente. Nos hace confiar y por lo tanto nos sentimos más cómodos.
    Pues bien, la ley nos obliga a identificarnos, y para hacerlo debemos poner los siguientes datos:

    1. Tu nombre (si eres una persona física) o denominación social (si eres una empresa)
    2. Tu domicilio o establecimiento
    3. Una dirección de correo electrónico
    4. Cualquier otro dato distinto al correo electrónico que permita una comunicación directa y efectiva. Por ejemplo… un formulario de contacto o un teléfono
    5. Tus datos registrales (sólo si eres una empresa)
    6. Tu número de identificación fiscal
    7. Información sobre el precio de tus productos
    8. Las autorizaciones administrativas si son obligatorias en tu sector
    9. Y los datos de tu Colegio Profesional cuando corresponda

Vale, los puntos 5-8-9 pues para nosotras, mini hormiguitas…. no son lo más común, pero yo lo digo igual porque así lo marca la ley.

2. Explica siempre el proceso de compra: Cuando vendemos productos o servicios tenemos que dejar clarito en nuestra web cómo se realiza el proceso de compra o contratación. Que igual te van a escribir quinchicientos mails preguntándote como comprar esto o lo otro, pero eso ya no es problema tuyo, es que la gente no lee…..

Igual la ley exige que publiquemos la siguiente información:

  • Los pasos que hay que seguir para contratar con nosotros
  • El idioma que se puede usar.
  • Y, en el caso de que las tengamos, las condiciones generales de contratación aplicables a todos nuestros contratos.

Podéis sacar ideas de cómo redactar esta información en http://lacasitadewendyshop.com/index.php?opc=ayuda_condiciones donde además de estar súper bien explicado…. podréis ver vestidos preciosos! :))

3. Identifica siempre tu publicidad como tal. Es importante que siempre que estemos haciendo publicidad lo digamos, para evitar que se confunda con otro tipo de contenidos y para no engañar a nuestros lectores, que confían en nosotras y al final ya no saben si se lo recomendamos porque nos gusta o porque la marca nos paga…
(y esta sensación es muy fea y yo la estoy teniendo últimamente con muchos blogs MUY conocidos)
Así que si o si, en nuestra página web o blog deberemos siempre hacer visible cuándo estamos dando publicidad a nuestros productos o cuándo estamos dando publicidad a otras empresas. Y si lo mandas en una newsletter o en un malicito, es tan fácil como poner la palabra “publicidad” o la abreviatura “publi”.
Fácil verdad? Pues yo no sé porqué algunos no lo hacen caray!

4. Respeta los datos personales de tus clientes o seguidores: Esto va a parecerte increíble, pero hay que hacerlo (en breve os contamos más sobre esto porque en Gestoría estamos trabajando para poderlo ofrecer) Si estamos recabando datos personales de nuestros usuarios y los estamos guardando en un fichero deberemos notificárselo  a la Agencia Española de Protección de Datos e inscribirlos en el Registro General de Protección de Datos. Si los usamos con fines personales o domésticos, no hace falta, pero sino si. Es decir, la lista de invitados a nuestra boda… no es necesario inscribirla. Ok? :)
Además, dependiendo del tipo de datos personales que recojamos en nuestros ficheros, deberemos adoptar unas medidas de seguridad de nivel básico, medio o alto, tal y como exige la normativa.
Si, muy exigente!
Y otro además, no hay que olvidarse de que siempre-siempre tenemos que informar a nuestros clientes de la recogida de datos personales y darles la oportunidad de retirar esos datos de nuestros ficheros en cualquier momento, al igual que nos gustaría que nos hicieran a nosotros. Bueno, a mi al menos me gustaría….

5. Informa sobre las cookies: Si, esto también es nuevo y seguro que últimamente lo estás viendo muy a menudo y es que también debemos informar siempre a nuestros usuarios de la existencia de cookies en nuestra web y recordarles que pueden eliminar o rechazarlas cambiando las preferencias de configuración de su navegador.

Pues hasta aquí la enumeración de obligaciones legales. Como ves no son muchas, tampoco pocas, pero de esta manera estarás haciendo que tu tienda cumpla con la legalidad al 100% y te ahorrarás multas, dolores de cabeza, pesadillas burocráticas y mil cosas feas más.
Vivirás más tranquila y tus clientes también, serás una tienda profesional, los clientes confiarán en ti, y todo será bonito y maravilloso.
Es un poco rollo, lo sé, de hecho lo ideal es hacerlo antes de comenzar, porque así no te pasará como a mi, que tengo que ir parcheando de a poco ( si gente si, ahora estoy con la Protección de datos y otros temillas aquí explicados) pero bueno, nunca es tarde o mejor dicho, más vale tarde que nunca no?
Genial pues!!
Sólo me queda decirte que este post es un primer acercamiento hacia la legislación online. Si tienes dudas acerca de este o cualquier otro tema relacionado, te recuerdo que tenemos un servicio de Asesoría y Gestoría online a tu disposición.