A ver cabecita inquieta, confiesa. ¿Cuántos miles de millones de ideas tienes en ebullición? Vale, quizás no miles, ni tan siquiera cientos, quizás sea sólo una, pero una buena. Buena de verdad.
Estás segura que ese producto/servicio que tienes en mente y no te deja dormir por las noches podría funcionar pero como estás a dos velas, pues no puedes invertir ni mucho ni poco  en tu idea y por lo tanto ese proyecto queda en agua de borrajas.

crowfunding-superyuppies
Fuente 
foto

¿Y qué le pasaría a esa cabecita loca si te digo que ahora hay una forma de poder sacar tu pequeño proyecto hacia adelante sin tener que adelantar un euro? Es decir, sin ningún riesgo… Seguramente saltaría de alegría. ¿Estás saltando? Pues siéntate, coge papel y boli y déjame que te presente al Crowdfunding.

¿El qué?
Aha, empecemos por el principio. Definamos conceptos ;)

¿Qué es el Crowdfunding?

Crowdfunding es, por definición, “la práctica de financiar un proyecto o emprendimiento gracias a muchas pequeñas cantidades de dinero de un gran número de personas, por lo general a través de Internet”

Vamos, todo lo contrario a buscar un gran inversor que costee tu proyecto. Una campaña de crowdfunding está financiada por el público en general. Por gente de la calle, como tú y como yo, que está dispuesta a adelantar el dinero a sabiendas de que tendrá que esperar un tiempo para ver el resultado.

El crowdfunding es la evolución natural de las donaciones. Y lleva entre nosotros mucho más tiempo del que crees.. Quizás al principio no se le llamara así, quizás no tuviera un nombre en concreto pero como mínimo existe desde 1989 cuando  Extremoduro financió su primer disco de esta forma:

“(…) se nos ocurrió una locura que fue empezar a vender el disco antes de hacerle, ¿no?, pa sacar perras pa hacerle (…) Entonces, con eso sacamos 250.000 pesetas y con eso nos vinimos a Madrid a un estudio a grabarlo.

Actualmente oímos esta palabra ‘crowfunding’ muy seguido y el motivo no es casual. Desde que empezamos con esta maldita crisis, los bancos han ido cerrando el grifo del crédito y los particulares, reconvertidos a la fuerza en micro emprendedores, han encontrado en esta herramienta un método de financiación que se adapta tanto a sus necesidades económicas como a sus valores ético-morales.

Cómo hacer una campaña de Crowdfunding

Para hacer una buena campaña de crowfunding necesitas un elemento fundamental: una buena idea.

Si quieres que tu campaña tenga éxito (es decir, que se recaude la cantidad de dinero que necesitas para la inversión) lo principal e imprescindible es que tu producto o servicio sea BUENO.
¿Y a qué nos referimos por bueno en mayúsculas? Pues a una idea bien estructurada, planificada, desarrollada, con un producto de buena calidad, cuya estética y  funcionalidad  estén a la altura de las circunstancias.

Existen numerosas plataformas de crowdfounding donde los consumidores pueden financiar o donar dinero de forma segura.

Resumiendo, lo imprescindible para que tu campaña de crowdfunding tenga una buena acogida y cumpla su objetivo es sin duda un buen proyecto y una buena plataforma. Después, lo que debes determinar es la cantidad final de dinero que quieres conseguir y el número de días. Porque esto no dura eternamente amigos, esto tiene principio y fin.
Es decir, y para explicarlo mejor: tu proyecto necesita una inversión de 3000€ y tienes un tope de 45 días para conseguirlo. SI se recauda ese dinero, genial!! Tu proyecto será viable y tomará forma.
Sino, no te preocupes… el proyecto no será puesto en marcha -por ahora- pero como mínimo no le debes ni un duro a nadie, y mucho menos al gremio de los usureros de guante blanco (léase banqueros en general)

Llega el día D, la hora H y tu cuenta atrás acaba de arrancar, pues bien, además de gritarlo a los cuatro vientos (ojo, sin llegar al spam) hay algo más que debes tener en cuenta:  La transparencia es indispensable durante todo el proceso. Es decir, en el tiempo que dure la campaña, la cantidad de dinero se ha recaudado debe ser visible en todo momento.

El secreto del éxito de tu campaña de Crowdfunding

En Superyuppies te decimos constantemente que las cosas no pasan no pasan por arte de magia, por lo que debe quedarte muy claro que crear una campaña de crowdfunding no es simplemente darte de alta en una plataforma y sentarte a esperar que te lluevan las inversiones.

Eso en el mundo de los sueños vale, pero en el mundo real… eso no ocurre. Así que si tu objetivo es que la gente se una a tu causa por tu cara bonita, siento decirte que el batacazo va a ser grande y te va a doler.

Sin embargo, quiero explicarte qué 3 razones pueden hacer que la gente se una a tu campaña:

  • Que conecten con la idea del proyecto, con el propósito que quieres conseguir, por ejemplo, que parte de la recaudación vaya destinada a una causa social sin ir más lejos.
  • Que conecten con la recompensa que obtendrán al apoyar tu proyecto, esto es el producto o servicio que quieres sacar hacia adelante.
  • Que queden cautivados por la maravillosa presentación de la campaña

Así que aquí te traigo unas cuantas recomendaciones para que tengas en cuenta:

  • Lo más complicado es arrancar. Una vez la gente ve que hay otras personas que apuestan por tu proyecto, es más fácil que ellos también se unan a tu causa, pero ya sabemos que los inicios siempre son durillos…
  • Saca el máximo jugo a los medios de comunicación social: crea #hastags, elabora listas de distribución de correo y dale la mayor repercusión on line que seas capaz sin ser un coñazo y sin agobiar al personal porque eso a medio plazo te puede jugar a la contra. Además de esto, intenta ponerte en contacto con los medios locales de tu ciudad, para ver si puedes conseguir un poco de publicidad a través de ellos. (en breve te explicamos cómo crear un Press Kit)
  • Trabaja muy bien toda la información que vas ofrecer al público: una introducción a tu proyecto clara y concisa, una lista de recompensas por donación, imágenes…. La idea es crear un mensaje convincente que cautive a los lectores ya sea por el proyecto en si como por sus posibles recompensas.
  • El vídeo definitivamente juega un papel importantísimo dentro de tu campaña. Ya sabes lo que dicen, una imagen vale más que mil palabras así que ánimos con ello, porque un vídeo aporta una proposición de valor muy importante a tu proyecto.

 

Proyectos españoles

A veces pensamos que esto del Crowdfunding es para grandes start up o emprendedores con una idea revolucionaria y la verdad es que no siempre es así.
De hecho, estos ‘grandes proyectos’ donde la inversión a conseguir es muy alta empiezan a encontrarse con los palos que la Administración española ha decidido colocar a lo largo del camino.
Si este es tu caso y quieres saber las ‘súper nuevas y geniales’ medidas con las que el Excmo. Ministro de Economía del Gobierno de España ha decidido putearte, te recomiendo mucho muchísimo que te leas este artículo publicado hace unos días en El Confidencial.
Igual te decía que en España hay micro-emprendedores que necesitan de una campaña de Crowfunding para poner su idea en movimiento. Te muestro tres casos como ejemplo.

#manosinquietas: Mónica Rodríguez, directora de la revista VeoVeo Magazine inició un proyecto de crowdfunding hace varios meses atrás con la plataforma Verkami y aún a pesar de no conseguir la cifra esperada, ha conseguido poner en marcha la versión online de la revista.

#todossomoslemons: Mery y Luque, al igual que hicieron Extremoduro hace más de un cuarto de siglo, lanzaron hace poquito su proyecto de crowdfunding para poder hacer realidad el concierto en la sala Music Hall. Y aunque la campaña no consiguió su objetivo,  Mery Lemon sigue adelante, reenfocado sus metas y tan felices.

Y por último, ¿recuerdas qué antes te he mencionado la importancia de un vídeo dentro de tu campaña de crowdfunding? Pues he aquí un buenísimo ejemplo :))

Y hasta aquí nuestro post de hoy. Si conoces alguna campaña de crowdfunding que actualmente esté en marcha y quieres promocionarla en este post, no te cortes. hí tienes el espacio para comentarios :))

¿Y a ti, qué te parece este sistema de financiación entre particulares? ¿Lo has usado, lo usarías?