DALEVOZATUMARCA_LUZ_795

Seguramente no te descubro nada nuevo si te digo que nunca una vorágine de datos y de informaciones sucedidas por segundo han inundado de manera tan despiadada nuestras pantallas. Por este motivo es tan importante darle voz a tu marca.
Según un estudio de Statistic Brain, 9 segundos es la media de tiempo que inviertes en leer una noticia sin que otra te distraiga. Así que en esta cruzada de informaciones, las noticias luchan para conseguir un ápice de tu atención, quieren tus 9 segundos. Así que si has llegado hasta aquí, te animo a que te quedes, porque esto simplemente era una prueba y lo bueno está por venir…

Tú eres la esencia de tu marca, conoces a tu público y a tu producto, sabes cómo hablarle y también conoces a tu competencia perfectamente. Pero tus posibles clientes están aburridos de un mercado gris dónde pocas cosas son las que destacan. Así que para ser visto debes desmarcarte del resto. Necesitas crear una conexión con tu cliente.

Olvídate de bajar precios. Porque no te interesa ser más barato. Esta ventaja competitiva es falsa, es un espejismo. Tu diferenciación con el resto debe aportar valor añadido.

Me gustaría hablarte sobre aplicar estrategias de event marketing para crear vínculos con tus clientes, para generar experiencias con éstos y que te tengan en la memoria. Porque si conectas con éstos y con sus emociones, ya los tendrás en el bolsillo.

No se trata de crear eventos porque sí e invertir en acciones sin sentido. Se trata de generar experiencias tanto online como offline. Talleres, workshops, webinars, hangouts de preguntas y respuestas, crear un espacio de interacción real con éstos para poder empezar a conversar con tus clientes.

¿Cómo puedes hacerlo? Analizemos diferentes ejemplos:

  • Si eres una tienda física o online: Deberías crear talleres o workshops demostrativos para testear tus materiales, para que tu cliente o futuro comprador vea en directo porqué tu producto merece ser comprado y vean de primera mano los beneficios y calidades de éste. De esta manera, puedes interactuar con tu cliente y tu cliente con tu producto, creando un círculo basado en la honestidad. Neus, de Crea, Decora y Recicla es el  ejemplo de una empresa que apuesta por esta metodología. Las fotografías de sus clientas dando nueva vida a antiguos muebles es una clara consecuencia de un negocio que trabaja en ser cercano y del poder de las emociones para conseguir clientes felices.
  • Si ofreces un servicio: Deberías enfocarte en realizar algunas jornadas formativas de carácter más genérico para poder dar herramientas a tus clientes sobre aquellas necesidades a las que deben hacer frente. Yo apostaría por crear un encuentro en el que tu cliente pueda conocer más sobre los servicios que ofreces y a la vez pueda formarse sobre un tema en el que tú eres experto. Isabel Leiva de Mama Quiero Ser Blogger  asesora a empresas sobre posicionamiento en buscadores y estrategia blogger. Ella es la creadora de cursos en formato webinar en los que comparte conocimiento con aquell@s bloggers que quieren empezar a profundizar sobre este tema. Sus cursos son un éxito, y además ella es un referente para la comunidad blogger que siempre está en constante evolución.
  • Si eres una empresa que vende un producto en concreto: Debes presentarlo a tus clientes como es debido, porque -sinceramente- con un email no basta. Seguramente tu bandeja de spam está repleta de éstos, ¿me equivoco? Tu producto estrella merece una presentación. Para que tus futuros clientes puedan probarlo, verlo y hacerte las preguntas necesarias para saber si es lo que buscan. Y para esto, no hacen falta lujosos hoteles, salas enmoquetadas y oyentes con corbatas. Si decides realizar un evento, éste debe estar impregnado de vuestra personalidad cómo marca. Y sobre todo debe conectar con las emociones de tu público. ¿Qué quieres conseguir?
    La presentación de producto más impactante tenía un sobre de lo más ordinario como protagonista. Steve Jobs salió al escenario con éste para presentar el MacBook air. ¿Lo recuerdas? (a partir del minuto 3:51). Las ideas más brillantes son también las más sencillas.

Los eventos emocionales, sean online o offline, son los que van a hacerte diferenciar del resto y conseguir que tu marca tenga una voz propia. Que tus clientes la escojan por su personalidad, porqué un día le explicaste cómo te inspirabas o porqué les hiciste reír. Tu producto debe hablar por sí solo.

¿Has organizado alguna vez un evento para poder interactuar con tus clientes? ¿Con qué dificultades te encontraste?

Dale voz a tu marca y tus clientes querrán conversar contigo…