Como aumentar la tasa de apertura de tus newsletters by Superyuppies.

Si hay algo que nos trae de cabeza a los que nos dedicamos a este mundillo blogueril es sin duda, el tema de las analíticas.
Lo medimos todo oye, que si el porcentaje de visitas, de rebote, de conversión y también y como no, la tasa de apertura de las newsletters que enviamos a nuestros queridísimos lectores.
Escribes un post, te lo curras a base de exprimir las pocas neuronas que te quedan sin chamuscar tras este verano de sol intenso (ejem…), programas tu newsletter en Mailchimp o Aweber o lo que sea que tengas y acto seguido, una vez la publicación programada sale con rumbo a los buzones de tus lectores… te dispones a esperar.
A esperar a que esas personitas que te leen y forman parte de comunidad quieran abrir el mail que tu, con todo tu cariño y todo tu amor, les has enviado.
Pues siento decirte, que con cariño y amor… no es suficiente y que de esta forma, casi que puedes esperar sentado.
Así que en el post de hoy te explico de una manera simple, llana y sencilla, 3 tácticas para conseguir aumentar la tasa de apertura de tus newsletters.

Partamos de esta premisa: el email marketing es una de las técnicas más valiosas para lograr una comunicación efectiva con nuestros lectores/clientes y captar conversiones o dicho de otro modo, cada newsletter que envías es una herramienta que -usada correctamente- puede servirte para vender un producto o un servicio.
Es por ello, que es tan y tan importante la tasa de apertura de tus correos. Obvio, no? Cuanta más gente lea el contenido que le estás mandando, más posibilidades hay de poder vender. Estadística pura y dura.
Rizando más el rizo te diré, que aún más importante que la tasa de apertura es la tasa de clics que se hacen en los enlaces que insertas, pero por ahora, nos centramos en que nos abran el mail que sólo con esto, ya tenemos trabajazo!

Antes de seguir y para que no te desanimes te diré que el porcentaje medio de apertura de newsletters se sitúa sobre el 20%, aunque obviamente esto depende mucho del origen de la base de datos, de cómo hayas conseguido esos seguidores (si es porque simplemente regalabas algo a cambio de la suscripción o es porque realmente les interesa tu contenido), de la limpieza que vayas haciendo de tu listado de suscriptores (más vale calidad que cantidad) de la frecuencia de los envíos… En fin, de un montón de variables, así que quédate con esto para hacerte una idea general: 20%.

3 aspectos a tener en cuenta

 

1. Diseño e Información

¿Te suena lo de menos es más? Pues por ahí van los tiros. El diseño, cuanto más simple y sencillo sea mejor. No hay que aturullar al lector con quinchicientos colores ni columnas ni módulos… Respeta tus colores corporativos y escoge (o crea por ti mismo) una estructura básica en la que el diseño acompañe pero no sea lo más destacado.
Mailchimp por ejemplo te ofrece un montón de plantillas a escoger con mil y una estructuras distintas.

Como aumentar la tasa de apertura de tus newsletters by Superyuppies

Lo mismo con la información: da la info justa y necesaria sobre el tema a tratar en el post. Haz un pequeño resumen o una introducción o una reflexión acerca de lo ya escrito… Lo importante es que tu newletter sea como el entrante rico que precede a un gran banquete.
Aquí voy a darte un truquillo fruto de mi experiencia personal: Copiar el mismo contenido del post en la newsletter… no es buena idea porque tu lo que quieres es que la visita contabilice en tu blog verdad? Pues es ahí a donde tienes que dirigirlos.
Tampoco es recomendable usar tus newsletters para hacer una venta directa, por lo general esta táctica es agresiva con el lector y le crea rechazo. ¿Quieres vender? Hazlo de un modo sutil, despertando el interés de la persona que está al otro lado, PERSUÁDELO tal y como te enseñaba en este otro post.
Y como último apunte para este primer punto… Acuérdate de que cada vez más gente abre los correos desde el móvil por lo que si o si tienes que adecuar el diseño de tu newsletter a dispositivos móviles. ¿Cómo? Con una plantilla responsive, sin más.

2. Asunto

Si el continente y el contenido son importantes (punto 1) más lo es sin duda, el asunto de tu newsletter. Del asunto dependerá que tu tasa de apertura sea más o menos elevada, es por ello que vale la pena dedicarle los minutos necesarios para no caer en ninguno de estos errores:

  • asunto genérico: newsletter 1
  • todo en mayúscula
  • muchos signos de puntuación : ??? ¡¡¡¡
  • palabras prohibidas: descuento, oferta, súper mega oportunidad…

Estos errores provocan la huída de tu lector, o mejor dicho, que tu mail vaya directo y sin abrirse, a la papelera.
Los asuntos genéricos son malos de por si, es mejor apostar con incluir el nombre |*FNAME*| en el asunto, de esta forma estás entablando de buenas a primeras, una relación directa con tu interlocutor.
Por ejemplo: Hola LUIS, hoy te explico cómo aumentar la tasa de apertura de tus newsletters.
Vale, esto implica que en el formulario de suscripción no debes olvidar incluir una casilla a rellenar con el nombre. (tenlo en cuenta!)

Las mayúsculas y el exceso de signos de puntuación inducen al lector a pensar que se trata de spam, y más si va acompañado de palabras tales como ¡¡¡súper oferta!!! MEGA DESCUENTO o similares. Evita caer en esta efusividad ortogramatical por favor.

El largo de un asunto se estima sobre los 30-60 carácteres, aunque debes tener en cuenta que la mayoría de usuarios leen hasta una media de 45, por lo que más vale que sea corto que largo.
Y al igual que hay palabras que crean rechazo, otras crean curiosidad, como por ejemplo:

  • El secreto para….
  • Las claves que necesitas para…
  • Como hacer X…

Es decir, expresiones que invitan a saber más, que provocan el interés de tu lector y que posibilitan que la tasa de apertura aumente.
Ojo aquí!!
Hay que tener mucho cuidado con vender humo. No es de recibo decirle a tu interlocutor que va a recibir una clase magistral sobre determinado tema y que luego resulte que le explicas cualquier otra cosa.
La primera vez te funcionará, más veces no.

El asunto de una newsletter debe ser un anzuelo en el que el lector pique, pero cuidado: detrás debe haber un buen pez!!
Esto es lo que se conoce como copywriting queridos míos!

Sigamos.

3. Probar y medir

Pues si, como todo en la vida no hay una fórmula magistral y genérica para todo el mundo y es por esa misma razón que lo que a mi puede funcionarme de fábula, a ti puede irte fatal de la muerte.
Me estoy refiriendo a horarios y días de publicación claro está.
Dependiendo del sector en el que se ubique tu empresa, dependiendo del comportamiento de tu público, de si tienes las listas segmentadas o no… Harán que tu tasa de apertura sea mayor o menor. Por eso lo ideal es ir probando diferentes horarios y días de publicación e ir midiendo los resultados.
Desde mailchimp es muy simple: entras en Reports y te aparece una gráfica en la que te muestra un montón de datos significativos tales como: cantidad de aperturas, de clics, horario de apertura, gente que ha rechazado el correo, quienes se han borrado de la lista de suscripción, etc etc.

Como aumentar la tasa de apertura de tus newsletters by Superyuppies

De esta manera tu mismo irás viendo a que hora del día tus lectores abren tus correos, si clican o no clican en el enlace…
Como te digo no hay una fórmula mágica aunque si unas directrices básicas: está demostrado que a excepción del sector alimentario, los lunes y los viernes son los peores días para publicar.
Los lunes porque arranca la semana y el personal tiene el buzón a tope de lo que se ha acumulado durante el fin de semana, y el viernes porque tu cabeza y la de aquellos que te leen están más pensando en el finde y en desconectar que en leer un post de tu blog.
Yo he hecho mil y una pruebas y por si mi experiencia te sirve de algo… para mi los mejores días siempre han sido martes y miércoles por la mañana. Ahí queda :)

 

Y por último y para terminar… un mini consejo. No te obsesiones con las estadísticas, no tires la toalla porque tengas pocos suscriptores, no te desesperes porque nadie te lea..
Todas esas emociones negativas no conducen a nada fructífero, así que si estás en este caso en el que tus mails los lee muy poca gente y en tu lista de suscripción no hay tantas personas como tu quisieras…
Replantéate la estrategia que estás siguiendo en este momento.
Quizás el diseño no sea el más adecuado, o el contenido no sea lo suficientemente atractivo, o tus asuntos no sean llamativos…
Como siempre digo, nadie nace sabiendo y sólo hay una manera de seguir progresando: HACIENDO!!

Ah, y si quieres comentarnos tu caso, estoy segura que entre todas podemos ayudarte a mejorar esas tasas de apertura de tus newsletters :)