Los embajadores de Marca

Los mercados son conversaciones y tu empresa necesita embajadores de marca que hablen de ella.

 

Durante años, hemos tragado publicidad -tradicional- por un tubo porque en ella se ha sustentado el consumo de masas, sin embargo, ahora el panorama ha cambiado y las empresas han perdido el monopolio de la comunicación. Ya no existen los mensajes unidireccionales sino que actualmente, se juega a dos bandas.
La empresa dice y el consumidor escucha, el consumidor habla y las empresas abren las orejas a lo Dumbo para no perderse nada.

¿Y cómo HABLA? Pues a través del mundo 2.0 el cual nos provee de todas las herramientas necesarias para conectar con más gente, comunicarnos y compartir con el resto del mundo lo que pensamos y opinamos: Blogs, redes sociales, webs, foros…
Además, las empresas saben que los clientes cada vez está más informados y conocen lo que son las campañas de marketing, por lo que cada vez confían menos en el mensaje de las marcas.
Es por esto mismo que actúan en consecuencia adaptándose a la nueva realidad y favoreciendo la interlocución con el público/cliente estableciendo una conexión inteligente con el púbico a través de diferentes canales para vincular esas personas, de manera sólida y permanente, a las marcas.

Hasta hace unos años, las marcas eran capaces de controlar los mensajes que circulaban en el mercado sobre ellas, ahora eso se les ha ido de las manos y si o si necesitan que todas esas personas, que dominan las conversaciones en los mercados, hablen bien de ellas.

Necesitan recomendaciones, opiniones, testimonios…

Los consumidores hemos tomado la palabra y disponemos del conocimiento y las herramientas para difundirlas.
Y esto señores, a las marcas les asusta en la misma medida que les atrae.

Así pues, las personas se convierten en el centro de todo el proceso y se pretende crear no sólo transacciones económicas sino relaciones duraderas, cosa que favorece la proximidad, la interacción, una mejor fragmentación del mercado y mejora la gestión del impacto de los mensajes.
Lo que se pretende, hablando en plata, es que el consumidor se convierta en un embajador de marca.

Pero…

¿Qué es un embajador de marca?

 

Un embajador de marca genera información positiva acerca de un producto o servicio, sabe sus características, usos y beneficios (casi mejor que la propia marca) y genera de manera efectiva tendencias, influencias y preferencias.

Por eso, todas las empresas: chiquitas, medianas o grandes quieren y enloquecen por conseguir embajadores para sus marcas.

Un embajador  de marca es distinto a un influenciador (de esto podemos hablar otro día) en el sentido que un influenciador es una persona muy respetada y con mucho peso en su sector. Es experto en el tema y además de consumidor, genera información relevante y comparte esta info junto con opiniones, pensamientos e ideas con una audiencia (por lo general MUY grande) sobre la cual tiene legitimidad y mucho power.

Sin embargo un embajador es alguien más ‘casero’, se trata de un cliente muy enamorado de una marca.

El influenciador habla de tu marca bajo acuerdo/pago, el segundo es generoso y lo hace de gratis porque le chifla esa marca y lo comparte con el mundo y por si esto fuera poco, además de recomendar y proteger tu marca a capa y espada ante cualquier tipo de ataque, colabora de forma constructiva a la mejora de la marca aportando ideas o consejos..
Es decir, que un embajador de marca es un tesoro y hay que cuidarlo bien.

¿Cómo conseguir embajadores de marca?

 

Veamos, hay estrategias varias para conseguir embajadores de marca.
Vamos a centrarnos en la que tenemos más al alcance de nuestra mano (y no nos va a costar ni un duro)
Esta es la que se basa en las redes sociales: facebook, twitter, instagram, pinterest, etc etc
Los social media son plataformas ideales para fomentar el caldo de cultivo de embajadores potenciales.
El objetivo de las redes sociales es el de mejorar la imagen de una marca para de últimas, conseguir más clientes y vender más. Es por ello que el acumular fans es tan relevante.
Pero para que un fan se convierta en embajador y difunda las bondades y beneficios de esa marca se necesita algo más, se necesitan factores tales como

  • la confianza,
  • la empatía,
  • la proximidad,
  • el agradecimiento,
  • la interacción
  • y la diversión

y eso sólo se consigue escuchando las necesidades de sus fans.

¿Y eso como se logra?

1) DESNUDÁNDOTE

Desnudarse no es más que por mostrar la marca tal y como es, quien hay detrás, que es lo que se hace… Los ‘fans’ quieren conocer a los responsables de las marcas, cuales son sus valores, sus objetivos, sus metodologías..
Para ello, tira de storytelling, cuenta tu vida en verso y desnúdate delante de tu consumidor, sólo así conseguirás convertir fans en embajadores de marca.
Usa las diferentes redes sociales para mostrar estas diferentes facetas.

Por ejemplo, te cuento para que uso yo mis redes sociales con el fin de que te hagas una idea si?

Facebook:

  1. Para compartir el contenido que publico en mi blog
  2. Para expresar mi opinión de forma extendida sobre un tema en concreto
  3. Para desahogarme y compartir estados de ánimo con mis ”fans”

Los embajadores de marca

 

Twitter:

  1. Para compartir contenido publicado en el blog
  2. Para RT contenidos y opiniones de otros que me gustan o en cuya opinión coincido
  3. Para expresar de forma sintética estados de ánimo con mis followers.

Los embajadores de marca

 

Instagram:

  1. Para mostrar la rutina de mi día a día: cosas que me gustan, aficiones, hobbys, actividades…
  2. Para compartir momentos especiales que forman parte de mi vida
  3. Para mostrar mi manera de vivir y de ver la vida en si

Los embajadores de marca

Pinterest:

  1. Para (a través de los diferentes tableros) mostrar mis gustos personales
  2. Para compartir contenidos visuales del blog
  3. Para consolidar mi imagen de marca a través de pines de otros perfiles cuyas imágenes/quotes/productos me agradan y casan con mi filosofía de marca.

Los embajadores de marca

Como ves, no se trata de un uso puramente ‘comercial’ sino que muestro mi YO, lo que hay detrás de Superyuppies y comparto tanto lo mío como lo de otras personas/marcas cuyas temáticas, objetivos y valores coinciden con la mía,la complementan y ayudan a reforzar mi propia estructura de marca.

Ten en cuenta que al final, lo más importante para tu marca no es darse a conocer, (cosa que es relativamente simple) ni que te compren por primera vez…
Lo verdaderamente importante es conseguir fidelizar a tus clientes y que te acaben recomendando a sus familiares, amigos y conocidos.

#BrandAmbassadors #WordofMouth

2) FIDELIZA

Una vez te conocen (punto uno), debes aprender a fidelizar a estos fans que forman parte de tu tribu. ¿Cómo?
Te doy algunas pautas ;)

Crea una comunidad viva y activa: Se trata de conformar un mini ecosistema en el que tus lectores, seguidores, clientes (y potenciales clientes) se sientan bien, integrados, como en casa vamos. Y para ello necesitas interactuar con ellos, relacionarte, hablarles… Nada de ser asocial, bien al contrario.

Deja que te hablen y escucha: Si creas una comunidad es para relacionarte obvio, pero para ello necesitas que esas personitas que forman parte de tu comunidad puedan hablarte directamente. Ya sea a través de mails, de comentarios en tu blog, en publicaciones en redes sociales… Y no se trata sólo de ‘dejarles hablar’ sino de escucharles claro está! Todo lo que tengan que decirte es útil y válido para tu marca.
Escuchar significa atender a sus comentarios, sugerencias… casi siempre son con ánimo de mejora, así que aprovecha este regalo gratuito (Si, hay gente que tiene que pagar para recibir feedback) en forma de información y aplica aquellas cosas que puedan mejorar tanto tu imagen de marca como tu estrategia comercial.

Dales amor: Claro!! Trátalos con cariño, hazles sentir especiales. Yo esto lo hago por ejemplo a través de mis newsletters. Los seguidores de SY siempre tienen descuentos, promociones… pequeñas triquiñuelas que cumplen con dos objetivos = sentirse halagados y formar parte de una mini estrategia comercial exclusiva.

Involúcralos en tus proyectos: Cuéntales tus proyectos, tus ideas, infórmales de lo que tienes en mente, del lanzamiento de algún producto nuevo… La idea es que ellos se sientan uno más dentro de esa comunidad que has creado y noten que son una parte activa de la misma. Cuando les haces partícipes, ellos se involucran, te dan ideas, aportan mogollón y es un acto de amor recíproco que favorece a ambas partes.


Algo Extra… ;)

3) BIEN-VENDE

O aprende a vender bien, que es lo mismo.
Los dos pasos anteriores persiguen en crear comunidad y fidelizarla, ahora y para que finalmente se conviertan en prescriptores de tu marca (y no sólo de tu persona, que es lo que habrás conseguido con los pasos previos) debes aprender las nociones básicas del buen vendedor.
–> Este punto lo hemos desarrollado en varios posts anteriormente, así que simplemente te hago un resumen, si?

Calcula bien tus precios: Es imprescindible que tengas unos precios JUSTOS. Ni excesivamente caros, ni demasiado baratos. Habrá quien te diga que pongas los precios súper caros porque así da la sensación de que tu marca es más buena. Bueno, yo no pienso así. Creo en el comercio justo, creo en una economía sostenible y sobre todo creo en que cada producto y servicio tiene un precio socialmente adecuado.
Gánate la vida obvio, pero no abuses de precio por ”marca”.

Haz fotos bonitas: presenta tus productos de una manera linda, estéticamente atractiva y que entre por los ojos.

Cuida tu packaging: Ya te lo hemos dicho en diferentes ocasiones. Actualmente importa tanto el contenido como el continente. Si tu producto es precioso y bien trabajado pero el packaging en el que lo presentas es una porquería…. desvalorizas tu producto y a tu cliente, eso no le va a gustar.

Personaliza: Este punto junto con el anterior podrían ir casi de la mano. Ten un detalle extra, un plus que haga sentir a tus clientes especiales, que les transmita ese esmero que has puesto en su compra. Hazles sentir especiales y únicos y se enamorarán de tu marca.

Post-atiende: una vez has realizado una venta no te olvides de tu cliente ni por asomo. Ten un control sobre los envíos, asegúrate de que han llegado a destino y soluciona cualquier percance que pueda presentarse en la recepción de su compra.
A veces pasa que el paquete se pierde, no llega a tiempo, llega en malas condiciones (hay empresas de transporte poco cuidadosas), no es lo que el cliente esperaba… Y en todos esos casos te van a escribir y reclamar.
Es TU OBLIGACIÓN atender todas esas quejas/demandas y solucionar cualquier inconveniente que pueda surgir.
Al fin y al cabo es lo que te diferenciará de las grandes marcas (cuyos servicios de atención post-venta suelen ser bastante malos), te dará cercanía, confianza y seguridad.
Debes poner el mismo empeño en atender a tus CLIENTES, que en construir tu comunidad.

Vende bien y consolidarás a tus embajadores de marca.


Como ves, conseguir embajadores de marca es un proceso largo, pero cualquiera con paciencia, cariño y atención puede lograrlo.
Como te decía al principio, un embajador de marca genera información positiva acerca de un producto o servicio, sabe sus características, usos y beneficios (casi mejor que la propia marca) y genera de manera efectiva tendencias, influencias y preferencias, por lo que si quieres VENDER MÁS, los necesitas.
Así que manos a la obra! Con estas herramientas… puedes conseguirlo.

 

¿Te queda alguna duda?

¿Usas alguna otra estrategia?

Cuéntame, me encantará leer tu comentario ;)