post_que_es_la_creatividad

¿Qué es la creatividad?

 

Seguro que en estos últimos tiempos has oído y visto la palabra CREATIVIDAD hasta en la sopa. No me extraña y tampoco creo que sea casual.
De hecho, la creatividad es la temática principal, sin ir más lejos, de nuestras SJME.
Si te fijas, vivimos en una época donde la creatividad es el recurso número uno en una persona. Nuestra sociedad está cambiando a raíz de la crisis económica y el mercado laboral está cambiando con ella.
A día de hoy, lo que distingue nuestro potencial del de una máquina es nuestra capacidad de generar ideas creativas, ideas de esas que sirven para mejorar el mundo en el que vivimos.
Así pues, sólo las personas creativas se salvan de la precariedad laboral. Las demás, sintiéndolo mucho, corren el riesgo de ser sustituidas por una máquina. Así de crudo pero así de real.

El principal problema reside en que nuestra sociedad, al igual que nosotros mismos, está llena de creencias limitantes que se dan de hostias contra la propia realidad.
De toda la vida de Dios se nos ha hecho creer que la creatividad viene de serie, que naces con ella o no la tienes. Pero no nos damos cuenta que eso no es cierto. Sólo hay que mirar a nuestro alrededor. TODO, absolutamente todo lo que el ser humano ha creado, desde el ordenador/ipad o móvil desde el que me estás escuchando, hasta los calcetines que llevas puestos en este momento fueron una simple idea en su día.
Así es: Todo lo que nos rodea no es más que el producto final que surgió un día como una idea generada en la mente de alguien.
Y al igual que creamos ‘cosas’ tales como ropa, mobiliario, etc, también somos capaces de crear libros, poemas, películas, y como no. Negocios.
El problema es que restringimos esta creatividad latente a un ámbito muy concreto de nuestras sociedades y acotamos el campo de acción de un ser creativo al terreno llamado artístico.

Nada que ver. Muy mal.
Creo que el concepto creatividad está mal entendido y ha sido mal inculcado en nuestras cabecitas desde las instituciones escolares.
Al final de este post te he dejado unos artículos y varios vídeos en los que puedes ver y leer el origen de esta semilla auto destructiva.

Si nos fijamos en los niños vemos que son 100% creativos, pero no porque sean seres especiales, que también, sino porque son personitas sin miedo, sin miedo a experimentar, a probar, a exceder los límites de su propia imaginación sin pensar en el fracaso…
Esos términos: miedo, fracaso y demás no son más que frenos a nuestro potencial.

La creatividad no es más que poner la imaginación a trabajar y otra cosa no, pero si por algo se distingue la raza humana de otras razas animales, es por su imaginación.

Una vez oí decirle al señor Eduard Punset que existimos porque imaginamos y cuando ponemos a trabajar nuestra imaginación creamos, avanzamos, afrontamos nuevos retos aunque nos equivoquemos. Equivocarse es avanzar, es corregir, es mejorar. Es salir de la tan amada zona de confort.

Todos tenemos la capacidad de imaginar y por lo tanto de crear, lo que pasa es que la tenemos que desarrollar.
Aha. Si, has escuchado bien: podemos desarrollar la creatividad.
Tengas 20-30-40 u 80 años es una habilidad que siempre se está a tiempo de poner en práctica.
Aprender a desarrollar nuestro talento creativo es como aprender a leer. Nadie nace sabiendo hacerlo pero todos tenemos esa capacidad de aprenderlo a hacer.

La creatividad se aprende, igual que se aprende a leer. Ken Robinson

¿Cómo podemos fomentar la creatividad en nosotros mismos?

 

La creatividad surge en el entorno adecuado, eso para empezar. Hay un libro de Ken Robinson que si no has leído te recomiendo encarecidamente y que se llama El elemento (prólogo de Eduard Punset): Descubrir tu pasión lo cambia todo

En él, este autor nos explica que el primer paso para desarrollar nuestra creatividad es encontrar el elemento en el cual desplegar nuestro potencial.
El elemento es ese medio, ese espacio, ESA COSA que nos motiva al mil por mil, AQUELLO que nos apasiona, porque aunque esté de moda decir lo contrario.. la pasión es el motor que mueve las cosas.

Descubrir tu pasión es el punto de inflexión que lo cambia todo. Quizás la palabra ‘elemento’ no acabe de tener mucho sentido pero con la frase ‘’sentirse como pez en el agua’’ seguro que captas mejor la idea verdad?
Pues de eso se trata, de encontrar ese elemento en el que fluyes, en donde las ideas se generan y la creatividad florece.

Estar en tu elemento implica hacer algo que comprendes de manera natural, para lo que tienes aptitudes y en donde el tiempo se te pasa volando porque al final todo se resume en energía, concepto del cual hablaremos otro día pero digamos que TODO es energía y que esta varía en función de lo que hacemos.
Y cuanto más en nuestro elemento estemos, más energía desprendemos y más creatividad desarrollamos.

Una vez identificas tu elemento debes aprender a controlarlo, es decir, debes ir adquiriendo, paulatinamente, más y más conocimiento en ese campo, cosa que te resultará extremadamente sencillo puesto que estás inmerso en eso que realmente te apasiona.
Y es ahí, una vez dominas tu elemento y realmente te sientes como pez en el agua cuando empiezan a aparecer las ideas creativas.
Es decir, las ideas surgen de unas herramientas fijadas, asimiladas, se trata de que a partir de un conocimiento adquirido seas capaz de inspirarte y crear nuevas ideas.

Y a partir de ese punto, no importa el campo en el que te muevas porque todos funcionan de la misma manera: desde un científico, un panadero, un maestro de escuela o un niño que juega en su casa.

Formulamos una hipótesis, la llevamos a término y vemos los resultados.

Y sobre eso, reformulamos, porque lo más probable es que no nos salga perfecto al primer intento, pero gracias a la auto disciplina, a arriesgarse, a probar, a no tenerle miedo al fracaso… tras intentarlo varias veces, conseguirás el resultado esperado.
La creatividad no funciona como erróneamente se cree: Uno piensa que la creatividad es un proceso de ‘inspiración divina’, de donde de la NADA tendrás un ALGO.
Y como te acabo de explicar… si pero no.

Para que todo esto quede más claro te pongo un ejemplo que tengo MUY a mano.

Resulta que Juancho sin ir más lejos, hacía años que iba a la playa SÓLO para mirar a los kiters navegar (estos que hacen como surf pero con una cometa en lo alto. Si?).
El creía no poder hacerlo pero realmente había algo en ese deporte que le llamaba, así que un día dejó su NO PUEDO en casa y decidió probar.
Ay Dios! Creo que ese fue el día en el que Juan, a sus 36 años encontró su elemento. Desde aquel día han pasado casi 4 años y Juan, después de mil golpes, caídas, errores y demás, no sólo aprendió a navegar sino que se sentía tan cómodo y feliz en su elemento que profundizó más y se hizo instructor de kitesurf y ahora, con ese conocimiento y esa pasión vive de ello.
Yo a veces lo miro, lo veo que se pasa 8 horas en el agua y pienso.. Madre mía pero como es capaz? De dónde saca la energía para aguantar?
Y luego me acuerdo que la energía sale de esa pasión que siente dentro de su elemento y de ahí toda la creatividad que se asocia y se desprende, desde probar nuevos saltos que él imagina en su mente, hasta tener nuevas ideas para difundir la práctica de este deporte.
Otro ejemplo personal con el que suelo toparme: Hay gente que mira mi agenda, (o sabe lo que tengo que hacer ese día) y me miran con cara de locos mientras se preguntan  de dónde voy a sacar la energía para hacer todo eso y que de dónde me vienen las ideas para estar todo el día creando cosas nuevas…
Lo mismo les digo: lo que hago me apasiona y en este terreno, mi creatividad no tiene límites.

Muy bien, hasta ahora te he explicado qué es la creatividad y dónde y cómo desarrollarla, pero…

¿Para qué sirve la creatividad?

 

Pues hilando con las primeras frases de este post… sólo las mentes creativas tienen una oportunidad de futuro en el mercado laboral.
Teniendo en cuenta la tendencia que aboca indefectiblemente hacia el autoempleo, cada vez más son las personas que deciden iniciar una actividad laboral por su cuenta, aprovechando su talento, desarrollando esa creatividad ligada a ese talento y materializando las ideas que le surgen una vez descubren cual es su verdadera pasión.
De ahí la importancia de desplegar nuestro potencial creativo, porque sólo de esta manera podremos salir a flote de la situación laboral actual.

Las empresas ya no quieren trabajadores de cuello azul, para eso tienen máquinas, necesitan encontrar cuellos dorados, o lo que es lo mismo: Mentes creativas y apasionadas.

La creatividad en los negocios.

(yes, mi primer podcast!)


Material Complementario

 

– La educación artística distrae de las demás asignaturas

-Wert y la condena de la creatividad

Sir Ken Robinson: La escuela mata la creatividad

Y  recuerda: si quieres aprender a ser más creativo y a aplicar esa creatividad a tu negocio o empresa…
NO te pierdas nuestras Súper Jornadas formativas.

banners_SJME_blog-02

20-21 de junio en Barcelona y/o vía streaming desde el sofá de tu casa ;)
(quedan MUY pocas plazas presenciales)
Ponencias sobre Design Thinking, Moodboarding, Fotografía creativa, Storytelling, marketing, redes sociales, coaching…
Herramientas para potenciar tu creatividad y la de tu negocio.
Toda la info del mundo y más… Haciendo clic en la imagen.


Me encantaría que compartas tu opinión con nuestra comunidad,
creo que el tema de la creatividad es lo suficientemente importante y plural como para vernos todos involucrados, verdad?
Dale pues, creemos un debate :)