Que es el design thinking

Existen muchos procesos que pueden ayudar a  emprendedoras, empresarias  y managers a innovar,  a afrontar cambios,  a crecer y  a solucionar problemas. Pero cada vez más se utiliza el design thinking  porque es un proceso rápido y económico que nos permite afrontar retos y manejar la incertidumbre en un mundo que necesita innovación y que cambia constantemente a un ritmo vertiginoso.

Seguro que últimamente habrás oído hablar cada vez más de este proceso pero no sabes exactamente de qué va y te estás preguntando…

¿Qué es el design thinking?

 

Se trata es un proceso para resolver problemas en el que se utilizan la sensibilidad y los métodos de los diseñadores para responder de forma innovadora a las necesidades de los usuarios.

El design thinking nos permite utilizar lo mejor de los dos campos, el creativo y el analítico, para generar ideas. Aprovecha lo mejor del pensamiento creativo del lado derecho del cerebro y lo combina con lo mejor del lado analítico del izquierdo.
¡Vamos que és la bomba!

Además cuenta con un set de herramientas que lo convierten en un potente proceso de decisión, ya que nos facilita generar ideas sobre cualquier tema, crear nuevos productos, servicios, rediseñar procesos, crear nuevos modelos de negocio, hacerlos crecer  e incluso  mejorar nuestra vida personal!

También nos permite encontrar soluciones de forma efectiva y rápida aunque dispongamos de pocos recursos y contemos con un montón de limitaciones.

Ahora debes estar pensando, vale, genial! Pero…

¿A mi como emprendedora, de qué me sirve?
¿Es el design thinking para todo el mundo?
¿Se puede utilizar par resolver cualquier problema?

Pues querid@ lector/a la respuesta es… ¡Sí, Sí i Sí!!!

 

Problemas domesticados VS Problemas salvajes

 

Un problema domesticado es un problema que entendemos, que  podemos definir, del cual podemos predecir el resultado y sobre el cual no nos costaría nada ponernos de acuerdo en definirlo y en encontrar una solución. Para resolver los problemas domesticados nos sirve el método tradicional analítico de resolución de problemas, que consiste en crear una solución a partir del análisis de los datos que tenemos recolectados del pasado.

En cambio los problemas salvajes nos cuesta entenderlos, definirlos, no podemos predecir una solución en el futuro con los datos que tenemos del pasado y como pueden ser resueltos por más de una solución, (que tiene que ser probada) nos cuesta ponernos de acuerdo para elegir una única solución y otra diferencia és que són problemas que afectan a las personas.

En el mundo cada vez más incierto y complicado en el que vivimos los problemas dejan de estar domesticados para ser totalmente salvajes. Por eso, para éste tipo de problemas es tan útil utilizar el desing thinking, ya que nos permite conocer los puntos de dolor de las personas para las que queremos crear valor, experimentar con las soluciones, probar, fallar y aprender del proceso.

Lo que más me apasiona del desing thinking son sus elementos fundamentales basados en las premisas del diseño creativo:

 

  1.      Centrado en la persona:

Enfoca tu trabajo en valores humanos. Siempre tenemos que afrontar el problema des del punto de vista de la persona para la que estamos creando valor. El usuario es el centro del nuestro universo y la empatía nuestra mejor arma.

Para crear innovaciones significativas para otras personas tienes que entenderles, te tienen que preocupar sus vidas y por sus necesidades tanto físicas como emocionales.  Las personas en acción son las que inspiran al diseñador a encontrar una solución que mejore sus vidas.

El feedback de las personas para las que estamos diseñando es fundamental para conseguir un buen diseño.

 

  1.      Muéstralo, no lo digas:

Comunica tu visión, tu trabajo de forma visual e impactante, creando experiencias, creando visuales y explicando buenas historias.

En desing thinking si sirve el dicho de “una imagen vale más que mil palabras”

 

  1.      Colaboración radical:

Si una persona es capaz de crear buenas soluciones, dos o más… ¡lo petan!

Junta gente de distintas disciplinas que puedan aportar diferentes puntos de vista y conseguirás las ideas más originales.

 

  1.      Tomar consciencia del proceso:

O sea ¡mindfulness my friend! Conocer el proceso de diseño, dirigir toda tu atención al momento presente de cada fase del proceso y aplicar las herramientas adecuadas en cada momento te ayudaran a avanzar y a aprovechar lo mejor de cada fase.

 

  1.      Cultura de prototipos:

Hacer prototipos para validar la idea y recibir feedback de los usuarios es una parte fundamental del proceso del diseño.

 

  1.      Incita a la acción:

Es un proceso centrado en pasar del pensamiento a la acción más que en perder tiempo en trabajo de discusión.

 

     7.        Es un proceso estructurado:

     Es un proceso que consta de varias fases, las básicas son: Empatizar-definir-idear-prototipar-evaluar

Así que como puedes ver lo más importante es que  pongas tu Modo empatía en ON

Observa, involucrarte, conversa, pregunta, mira y escucha a tus usuarios y a las personas con las que interactúas.

Te tienes que grabar a fuego que el usuario es una persona real con problemas reales, que no es un segmento de mercado, un objetivo de ventas o un cliente a captar.  Como design thinker te tienes que interesar en conocer  las necesidades más profundas de tus usuarios. Necesidades que pueden ser tanto físicas como emocionales y en la mayoría de casos inarticuladas, ya que como usuarios somos fatales prediciendo soluciones a nuestros problemas.

Lo ideal sería preguntarte en cada momento ¿Qué hacen mis usuarios? ¿Cómo lo hacen? y los más importante ¿Por qué lo hacen? y ¿Cómo se sienten? y sobre eso, replantearte estas preguntas para establecer un nuevo marco y expandir los límites para encontrar soluciones que mejoren significativamente las vidas de  las personas.

 

Por último te propongo hacer un simple test, verás que divertido ;)

 

El test para descubrir si tienes el ADN de la innovación

 

  • ¿Piensas en grande  o celebras los pequeños logros?
  • ¿Eres valiente, competitiva y decisiva o Intuitiva, tolerante y adaptable?
  • ¿Crees que sólo hay una única solución para cada problema o consideras que hay más de una hipótesis para testar como solución a un problema?
  • ¿Creas para ganar dinero o Creas para mejorar la vida de las personas?
  • ¿Te da miedo equivocarte o celebras tanto los éxitos como los errores?
  • ¿Prefieres trabajar en solitario o crees en el poder de trabajar en equipo?

 

Si has contestado más SÍ de la columna de la derecha ¡enhorabuena! el adn de la innovación corre por tus venas y si en cambio has contestado más sí a la de la izquierda no te preocupes te puedo ayudar a enfocar los problemas desde otro punto de vista.

pic--001-20140512Soy Laura Clúa, de Brainstore y estaré en las SJME compartiendo con todas las asistentes, mi pasión por el design thinking y te explicaré, en vivo y en directo, las diferentes fases del proceso y  las herramientas más útiles para cada fase: mapas de empatía, mapas de trayectoria, storyboards, cómo entrevistar para empatizar, herramientas visuales, etnográficas, reglas de brainstorming, cómo prototipar, cómo hacer briefings, mapas de ruta y ¡mucho más!  Además, si quieres que te cuente sobre alguna herramienta en concreto que te parezca interesante o sobre la que hayas oído hablar pero no tienes ni idea de cómo funciona… Déjame un comentario en el post y  te la explicaré encantada :))