Captura de pantalla 2015-07-07 a las 17.37.59

De toda la vida de Dios que se me han dado mal las despedidas.

Nunca he sabido decir ‘adiós’, siempre he preferido decir ‘hasta luego’, ‘nos vemos más tarde’ ‘hasta otro momento’…
Manías de una oiga, que le vamos a hacer!
El caso es que en ocasiones, en momentos MUY concretos toca armarse de valor y pronunciar esa bendita palabra que tanto esfuerzo me cuesta.
Y después de esta 3ª y última edición de las SJME, no me queda otra. No hay escapatoria ni eufemismo que esconda lo que viene siendo un ADIÓS en toda regla.
No es una crónica del evento, ni un resumen del mismo, ni una síntesis de lo que ocurrió en las Jornadas durante esos dos días, ni tan siquiera una recapitulación de los mejores momentos.

Nada de eso. Este post NO va de eso. Este post va de despedidas. De adioses. De agradecimientos.

Y el primero y más especial va para Gemma. Mi media mitad en este proyecto.
Gemma es única.
En serio. Es extraordinaria (más allá de su proyecto). Es de esas personas que te enseñan sin que te des cuenta. Te da lecciones de vida sin perder la sonrisa. Y de gratis, con todo lo que eso significa.

Ella es así, y yo soy así de pava que siempre me cuesta decírselo a la cara sino es entre lágrimas. Soy llorica por naturaleza, por eso no me gustan las despedidas.
Pero también soy muy de agradecer y a Gemma le debo un ‘muchas gracias’ seguidas.
Ella siempre dice que las gracias me las debe ella a mi por dejarle organizar un evento como las SJME.
Ay que curioso el mundo verdad?! Yo pienso lo mismo, pero al revés.
Ella me ha enseñado a trabajar en equipo (hasta hace un par de años yo era jodidamente individualista), a solventar contratiempos de una manera efectiva y sin perder los nervios, a coordinar grupos de gente, a…. mil y una cosas que al final convergen en un único punto: a crecer como persona.

Ya me dirás tu cómo se agradece eso. ¿Con qué moneda se paga este conocimiento? Porque aquí…ni mastercard ni hostias. No hay manera física de devolver un regalo así.

Y lo mismo con todas y cada una de las personas que han ido apareciendo en mi vida gracias a las SJME  y que han contribuido a mi mejora como persona.
Hagamos un mini listado rollo actriz hollywoodiense a la que acaban de conceder un oscar y sube muy emocionada al estrado:
Quiero dar las gracias a…
Montse Pujada por cargarse y encargarse de mis creencias limitantes, a Gudy Herder por estar siempre ahí y ser un hombro, una mano y un oído, a África Sabé por la luz que ha aportado en todo momento ;) a Mònica Rodríguez por su nobleza y su empatía, a ‘mis chicas’ Jana Amores, Carolina (s) Cristanchi y Bernal, Sonia Marco por su apoyo incondicional y… mejor paro ya porque son muchos-muchos nombres los que me voy a dejar en el tintero de lo público y la verdad es que no me han dado ningún oscar.

También a todas las mujeres (y hombres, que aunque escasos, los ha habido) que han asistido a las SJME en cualquiera de sus ediciones.GRACIAS. No por venir, que también, sino por el voto de confianza, en mi y en vosotras mismas, por el apoyo y la energía, por motivarnos a seguir y por ser el motor que ha movido estas Jornadas en todas sus ediciones.

Y obviamente, agradecer a todas las marcas colaboradoras, haciendo especial atención a las de esta última edición: To The Wild, Charuca, Anthologie de Papier, Veo Veo Magazine, El Collaret del Pep, Classbedroom,  4 sentits, Comunicae, Crea-m, Ilallum, Deliver, Crealoo, Lilu Ceramics, Fábrica de Texturas, La Varieté, Selfpackaging, Gansos Salvajes, Retales y Agujas, ThreeFeelings, Crea Recicla Decora, Tu Aperitivo, SugarTremens, The Great Moustache, Joanna Noguera, Your Box y Estrella Damm.
GRACIAS, por apoyarnos y colaborar a hacer felices a nuestras asistentes. Lo vuestro si que tiene mérito!!
colaboradores_SJME

Y después de esta jartá de agradecimientos, merecidísimos -todo sea dicho- dejarme que os cuente algo más porque si una pregunta me han repetido en estos últimos meses ha sido ”¿Por qué la última edición?”
Pues la verdad es que no hay un sólo motivo. Es una mezcla heterogénea de emociones, sentimientos y experiencias.
Yo, que como diría mi querida AlmaxForte estoy aún por criar, no tenía ni la más pajolera idea de lo que suponía organizar un evento y si bien es algo MUY CHULO, también es agotador. Son muchos meses de trabajo, muchos quebraderos de cabeza, muchas noches en vela y muchos nervios y semi-ansiedades que a estas alturas de mi vida, no quiero volver a vivir voluntariamente, nunca más.
Hay quien está hecho para esto (Gemma sin ir más lejos). Yo no.
Pero no sólo es por agotamiento físico y mental,  sino porque verdaderamente creo que en la vida todo tiene un inicio y un final. Cosas que empiezan y terminan, que cumplen un ciclo, que tienen una fecha de caducidad.
Y lo bonito es saber disfrutar de ellas durante el camino porque como diría Machado, (y yo suscribo férreamente) se hace camino al andar.
Lo cierto es que este ha sido un camino de 3 años muy intensos, de aprender lo que no está escrito en relación al mundo de los eventos y de dejarnos la piel paso a paso.
Ahora toca explorar nuevas sendas, descubrir otras vías y caminos y toca mirar al frente sin nostalgia por lo ya vivido porque lo mejor, siempre, está por venir.

Este es también el último capítulo de la temporada.
El 2 de septiembre vuelvo para contarte ALGO MÁS.
Algo que todavía no puedo revelarte y que pido a las asistentes de las últimas Jornadas no desvelen (todavía) porque quiero ser yo, quien de la campanada ;)
Eso si, no será ALGO público, sino que será ALGO que reciban única y exclusivamente aquellos que estén suscritos al blog (ahora es un MUY BUEN momento para hacerlo sino eres todavía suscriptor)

Hasta entonces…Os deseo unas MUY felices vacaciones y que no se os olvide..
Somos unas jefazas de la vida :))

 

” Cada persona que pasa por nuestras vidas es única.
Siempre deja un poco de si y se lleva un poco de nosotros.
Habrá los que se llevarán mucho, pero no habrá de los que no nos dejarán nada.
Esta es la prueba evidente de que dos almas no se encuentran por casualidad. ”
Jorge Luis Borges